Save the Children pide ayuda "urgente" para los 1,6 millones de niños y sus familias afectados por 'Pablo' en Filipinas

La organización Save the Children ha pedido este viernes ayuda "urgente" para ayudar a al menos 1,6 millones de niños que se han visto afectados tras el paso del tifón 'Pablo', conocido internacionalmente como 'Bopha', por el este de Mindanao, en el sur de Filipinas, y para las familias que se ven obligadas a dormir en la calle Save the Children ha alertado de la necesidad urgente de materiales de refugio, dada la saturación de los centros de evacuación y la situación de muchas familias que, o bien permanecen en la calle o bien tratan de reparar los tejados y paredes de sus hogares con cualquier material que encuentran.
MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

La organización Save the Children ha pedido este viernes ayuda "urgente" para ayudar a al menos 1,6 millones de niños que se han visto afectados tras el paso del tifón 'Pablo', conocido internacionalmente como 'Bopha', por el este de Mindanao, en el sur de Filipinas, y para las familias que se ven obligadas a dormir en la calle

Save the Children ha alertado de la necesidad urgente de materiales de refugio, dada la saturación de los centros de evacuación y la situación de muchas familias que, o bien permanecen en la calle o bien tratan de reparar los tejados y paredes de sus hogares con cualquier material que encuentran.

"Los niños y las niñas tienen derecho a estar protegidos independientemente de su situación", y a un hogar "para poder sentirse seguros por la noche", ha declarado el coordinador de Acción Humanitaria en Asia, Gonzalo Atxaerandio. "Dormir en la calle hace a los niños más vulnerables frente a posibles abusos", ha agregado.

Asimismo, la ONG ha pedido a los gobiernos, las agencias internacionales, representantes locales, comunidades y a los socios humanitarios, que presten atención a las necesidades y los derechos de los niños afectados en casos de emergencias.

Miembros de Save the Children han hablado con niños y niñas cuyas casas han sido dañadas o destruidas. Kimberly, una niña de 11 años de la provincia de Davao Oriental, ha explicado que su familia trata "de arreglar la casa con plástico y trozos de madera" que encuentran por la zona. Sin embargo, como "el suelo está totalmente destrozado duermo en una silla", ha dicho Kimberly.

Este es uno de los miles de casos de los niños "más pobres y vulnerables" que pueden haber vivido incluso, "la terrible experiencia de perder a familiares, amigos, sus hogares y pertenencias", ha subrayado Atxaerandio. "Es importante que les proporcionemos un ambiente de normalidad lo más pronto posible", ha indicado el coordinador de Acción Humanitaria que considera "vital" ofrecerles "un lugar seguro para jugar durante el día y un tejado bajo el que dormir".

Cerca de 2.000 familias reciben de la organización packs con mantas, esterillas para dormir, redes antimosquito, materiales para cocinar y de higiene. Otras 6.000 familias se beneficiarán de la ayuda que proporciona Save the Children en el Valle de Compostela y Agusan del Sur.

A su vez, la ONG ha activado un convenio a través de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) para asegurar el acceso a la educación de los niños y niñas afectados en los municipios de Moncayo y Montevista.