SATSE muestra su "indignación" con Cuatro por las opiniones vertidas sobre las enfermeras de quirófano

FOTO: E. P.

Tras las acusaciones de Ana García Quesada a las enfermeras de estar grabando con sus teléfonos móviles en lugar de hacer su trabajo, "la periodista está demostrando una total desinformación sobre el trabajo de las mismas".

En las noticias de las 14:00 del día 19 de Agosto, la cadena Cuatro se ha hecho eco de un vídeo que se ha convertido en viral por las redes sociales. En el mismo, se puede ver la Intervención Quirúrgica realizada para la extirpación de un tumor cerebral al tenor Esloveno Ambroz Bajec-Lapajne.

 

Al finalizar el vídeo, la periodista Ana García Quesada, "se permite la licencia de acusar a las Enfermeras de dicho quirófano de estar grabando la Intervención con sus teléfonos móviles en lugar de estar haciendo su trabajo, demostrando su falta de criterio en el manejo de la información, algo imprescindible para ejercer su profesión. Sabemos que la ignorancia es atrevida y en este caso de forma práctica".

 

SATSE Castilla y León quiere recordar que en un Quirófano "no solamente existen Cirujanos y Enfermeras, los Quirófanos están compuestos por un equipo multidisciplinar que en España lo componen Anestesistas, Médicos de la Especialidad a Intervenir, diferentes Residentes y Estudiantes, Enfermeras, Auxiliares de Enfermería y Celadores, por lo que dado el número elevado de profesionales existentes, es muy poco profesional y una aberración acusar a la Enfermería de no hacer su trabajo y sobre todo dar por hecho que si alguien graba tiene que ser una Enfermera".



Añaden además, que "no necesitamos que nadie ponga en duda la profesionalidad de las enfermeras, más aún cuando se está difundiendo el vídeo de una Intervención Quirúrgica en los diferentes medios audiovisuales, sin poner en duda la profesionalidad de las personas responsables de permitir la entrada de cámaras de televisión dentro de un quirófano".

 

Al mismo tiempo se desconoce si alguien solicitó a las personas que se ven con sus teléfonos en el vídeo que grabasen la Intervención y en ningún momento se ve en el video que ni el propio paciente ni los responsables de quirófano prohíban estas grabaciones.