SATSE mantiene las movilizaciones de Enfermería tras romper con el resto de sindicatos

El Sindicato de Enfermería, SATSE, de Castilla y León, ha anunciado que va a mantener las movilizaciones del colectivo enfermero de la Comunidad ya que considera que la Junta de Castilla y León no ha presentado una propuesta nueva y favorable para la enfermería de la Comunidad respecto a la devolución de los días libres que se le deben al colectivo.

SATSE ya se desmarcó de la unidad sindical con las restantes organizaciones sindicales en la Mesa de Empleados Públicos y asegura que estas organizaciones, CCOO, UGT y CSIF, han vendido a los sanitarios de la Comunidad al aceptar lo propuesto por la Junta de Castilla y León. Esto, afirman, ha sucedido porque "el interés que persiguen es conservar la paz social a cambio de derechos como los de los profesionales enfermeros".

 

SATSE indica que no puede aceptar la propuesta de plazos que la Junta de Castilla y León ha ofrecido para devolver los días libres y por antigüedad, un derecho que el Gobierno regional pretende devolver incluso en el 2017 y que los sindicatos antes citados han aceptado.

 

El sindicato de Enfermería precisa que no puede aceptar que unos derechos que ya tienen reconocidos otros empleados públicos españoles no puedan disfrutarlos los de Castilla y León en 2015, "que tienen que aceptar que se fíe su devolución al año 2017, con la incertidumbre que eso va a generar entre este personal".

 

SATSE añade que no puede tolerar que se pretendan devolver días libres a los profesionales enfermeros sin que esa devolución vaya acompañada de sustituciones del personal que los disfruta para no sobrecargar de trabajo al resto de enfermeras. Aceptar esa devolución sin sustituciones supone, para este sindicato, "dar un cheque en blanco a la Consejería de Sanidad para que siga sometiendo a una tremenda presión asistencial a la enfermería, ya suficientemente sobrecargada de trabajo en los últimos años por los recortes sufridos en sus condiciones laborales".

 

El preacuerdo firmado por las otras organizaciones sindicales establece otros apartados como la devolución del 50% de la paga extraordinaria de 2012 antes de finalizar el año 2015 y el resto, hasta completar el 75,9%, en la primavera de 2016 y la exigencia al Gobierno de la Nación de la retirada de los impedimentos legales existentes para la recuperación de la jornada de 35 horas semanales y los complementos en caso de IT.

 

SATSE quiere dejar claro que lo que estos sindicatos y la Junta pretenden vender como logros conseguidos para los empleados públicos "no son más que futuribles con una devolución en un plazo de tiempo demasiado largo, que puede llegar a impedir su cumplimiento", puesto que quedarán supeditados a cambios en las condiciones económicas de la Comunidad y del país que podrían hacer en un futuro que no se llevaran a cabo.

 

El afán de la Junta de Castilla y León y de los otros sindicatos siempre ha sido mantener la paz social y para ello han sacrificado los derechos de profesionales sanitarios como los de enfermería, algo que SATSE, asegura, no va a tolerar.