Satse denuncia el imcumplimiento de 55 medidas por parte del consejero Saéz Aguado

"El consejero se comprometió a la desaparición de las Gerencias de Salud de Área y a la reducción de las transferencias a fundaciones adscritas a la Consejería, medidas que planteó como un ahorro en el gasto y que no se han llevado a la práctica".

El Sindicato de Enfermería, Satse en Castilla y León denuncia que el consejero de Sanidad ha incumplido la mayor parte de las 55 medidas a que se comprometió en el inicio de la legislatura que ahora finaliza, lo que ha tenido graves consecuencias para la asistencia sanitaria a los ciudadanos y para las condiciones laborales y profesionales de los sanitarios de la Comunidad.

 

Sólo ha completado la primera de las tres fases de su Plan de Ordenación de los Recursos Humanos en Atención Primaria, eso sí, con un grave perjuicio para los profesionales sanitarios y una clara disminución de dicho personal, y no se ha iniciado el programa de atención a profesionales de enfermería con determinadas patologías (PAEE).

 

Asimismo, "el consejero se comprometió a la desaparición de las Gerencias de Salud de Área y a la reducción de las transferencias a fundaciones adscritas a la Consejería, medidas que planteó como un ahorro en el gasto y que no se han llevado a la práctica. Tampoco ha llegado a culminar su medida de integración de las gerencias de Atención Primaria y Especializada en un único centro de gestión ni el despliegue de las demarcaciones de salud pública".

 

Además, sólo ha publicado la Estrategia de Atención a Pacientes Crónicos, pero dicha estrategia no ha entrado en funcionamiento, algo grave en una Comunidad como la de Castilla y León, con una elevada población envejecida y pluripatológica, ni ha puesto en marcha las unidades de continuidad asistencial hospitalarias en la totalidad de las Áreas de Salud.

 

Así, destacan en un comunicado, "de las 119 unidades de gestión clínica que el consejero de Sanidad comentó que se crearían, tan solo 19 proyectos siguen adelante y el resto han sido frenados por la fuerte oposición de los profesionales enfermeros y SATSE y tampoco se ha puesto en marcha el programa de atención farmacéutica en residencias y centros de atención de personas con discapacidad, ni se ha abierto el Hospital de Día Psiquiátrico en el Área de Valladolid Oeste, ni se han implantado unas nuevas guías electrónicas compartidas entre Primaria y Especializada".

 

De igual modo, "no se ha implantado la receta electrónica en Sacyl, otro de los objetivos de la legislatura, y sin embargo, SATSE ha constatado que el consejero se ha alejado de los tres objetivos con los que se presentó en la legislatura que ahora acaba, como son los de garantizar la calidad asistencial y la eficiencia del sistema sanitario con medidas como la Estrategia de Crónicos, la mejora de la gestión  y el control de los recursos".

 

Los profesionales y usuarios del sistema regional de salud, en cambio, han tenido que asistir a recortes de plantillas y no sustituciones del personal sanitario, "a reducciones en sus retribuciones y a demoras en la asistencia por sobrecarga de trabajo y aumento de la presión asistencial; a que medidas como la de la receta electrónica se hayan demorado y que, para colmo de males, el sistema informático en Primaria sufra cortes por falta de recursos de mantenimiento y capacidad suficiente. También se comprometió a la concesión de ayudas por desplazamiento, manutención y alojamiento para los usuarios de la Sanidad de la Comunidad que se desplazaran con fines asistencial y en recientes fechas hemos visto la realidad concreta de la medida: 0,41 euros para un enfermo oncológico que tenga que desplazarse de Valladolid a Salamanca".