Satisfactoria jornada de ventas en el cuarto festivo de apertura

El cuarto festivo de apertura llenó ayer las grandes superficies de clientes que aprovecharon para hacer sus primeras compras de la temporada de otoño. El Corte Inglés, el Centro Comercial El Tormes, Carrefour y E.Leclerc abrieron a lo largo de todo el día junto a algunas tiendas del centro de grandes marcas, no así el pequeño comercio, que optó por descansar y se reserva para los próximos festivos de Navidad.
S. G. P.

La feria del Libro Antiguo y de Ocasión en la Plaza Mayor y el hecho de que en la tarde de ayer no hubiese ningún encuentro de fútbol de relevancia animó la afluencia de clientes a los comercios sobre todo a partir de las 19.00 horas. El Corte Inglés acogió a un número de visitantes similar a un viernes, el segundo mejor día de la semana, que aprovecharon los descuentos de hasta un 20 por ciento en la semana de las firmas internacionales y muchos pequeños disfrutaron del concurso organizado por la gran superficie para cambiar cromos de Bob Esponja.

Párking lleno
El Centro Comercial El Tormes tampoco se quedó corto en la afluencia de visitantes y a mitad de la tarde no había una sola plaza libre en el aparcamiento. Mientras algunas familias aprovecharon para hacer la compra del mes otras se decantaron por adquirir las primeras prendas de invierno llenando las tiendas de calzado y textil que una vez más fueron las más visitadas. El cine fue otra de las opciones con colas en las taquillas, mientras que la zona de restauración también se llenó de clientes que aprovecharon para cenar en el centro comercial.

La zona de Capuchinos también recibió una gran afluencia de visitantes en una jornada que sirvió para animar el consumo. Carrefour recibió a unos 4.000 visitantes y tras una mañana “floja” en ventas la tarde fue más animada, aunque desde la gran superficie aseguran que fue “como un día normal” y es que para ellos los días fuertes llegan con la campaña de Navidad para la que ya se preparan.

Las expectativas de la Asociación de Empresarios Salmantinos del Comercio (Aesco) de que pocas tiendas optarían por abrir en este cuarto festivo, destinado más para las grandes supeficies, se cumplieron y la gran mayoría eligió descansar reservándose para la campaña navideña, la más esperada del año y que a más de uno le permitirá recuperarse de un verano flojo en ventas. La recién estrenada temporada de otoño lo ha hecho con un repunte del consumo, gracias a la llegada del frío que ha obligado a los salmantinos hacerse con las primeras prendas de invierno. Si bien Aesco asegura que el consumo todavía no se ha recuperado y apuesta por diferentes campañas para seguir potenciándolo.