Saquean cuatro naves y causan cuantiosos daños materiales

Polígono de Castellanos de Moriscos. Los asaltantes desconectaron los sistemas de alarma y se dirigieron directamente hacia las oficinas en busca del dinero recaudado en las cajas fuertes
E. G.

Cuatro naves ubicadas en el polígono de Castellano de Moriscos fueron objeto la madrugada del jueves al viernes de importantes saqueos. En todos los casos, los asaltantes tenían muy claro cuál era su botín: el dinero en efectivo. Para ello, una vez en el interior de las naves, entraron directamente a las oficinas, las que dejaron patas arriba hasta conseguir la recaudación, según informaron los propietarios de los establecimientos afectados a este periódico.

Los cuatro robos se perpetraron de madrugada, además, aunque en distintas calles, las naves afectadas se encuentran muy próximas unas de otras. Una de las naves perjudicadas fue la empresa Vaquero Decoración, ubicada en la calle León, parcela 203. Los asaltantes accedieron a la nave por el tejado y una vez en el interior actuaron de inmediato destruyendo las alarmas instaladas por todo el edificio. Recorrieron las dependencias hasta llegar a las oficinas, que quedaron tras el saqueo “destrozadas”, señalaron desde la empresa afectada. Pese a disponer de ordenadores, teléfonos, y diversos papeles, entre otros materiales de oficina, los asaltantes tan sólo se apoderaron del dinero de la caja fuerte, que contenía unos 7.800 euros en efectivo.

Mármoles Eusebio, ubicado en la calle Salamanca fue otro de los objetivos de los ladrones. En esta ocasión, entraron por la ITV, rompiendo un alambrado y posteriormente realizaron un agujero en la pared para acceder a la nave. Una vez en el interior, fracturaron los cristales de exhibición y se dirigieron a las oficinas. “Reventaron las alarmas y han revuelto todo”, señaló el propietario de la nave. En esta ocasión consiguieron un botín de más de 4.000 euros. Fue por la mañana, cuando acudieron al puesto de trabajo cuando descubrieron el robo. Además, en esta ocasión, los ladrones entraron por la parte trasera para evitar al perro que tienen en la nave, que se encuentra en la puerta principal, sin que causaran ningún daño al animal. El mismo modus operandi llevaron a cabo en la empresa Sanla, especializada en canalones y ubicada en la calle Ledesma. En esta ocasión, escogieron como lugar de acceso la puerta del patio, dirigiéndose de nuevo a las oficinas donde revolvieron todo en busca del efectivo, aunque tan sólo consiguieron una pequeña cantidad que corresponde al cambio. Chapas Santa Rosa fue otra de las empresas objetivo de los ladrones. Además, los robos se extendieron hasta el municipio donde los asaltantes saquearon otra nave ubicada en Castellanos de Moriscos. Tras los asaltos, los propietarios de las naves del polígono solicitan una mayor seguridad en la zona para evitar que estos saqueos vuelvan a repitirse.