Santolino busca el éxito en Mundial y Nacional en su décimo año en el enduro

Lorenzo Santolino, en una prueba del Mundial de Enduro.

Lorenzo Santolino asalta este año el Campeonato de España y el Mundial con el objetivo de reconquistar laureles nacionales y mejorar su tercer puesto entre los mejores del mundo. Cambia de categoría y moto, pero se mantiene en Sherco.

Lorenzo Santolino presenta este viernes su equipo para la nueva temporada en el Mundial de Enduro, en la que estrenará montura y categoría, y también su condición de piloto fijo de la competición. El piloto salmantino parte con la difícil tarea de mejorar sus resultados de la pasada temporada, cuando terminó tercero del Campeonato del Mundo en la categoría E1 y se anotó en la segunda jornada de la carrera de Italia su primera victoria en el Mundial.

 

Ahora se apresta a una nueva temporada en el enduro, especialidad a la que llegó como una figura emergente del motocross, pero donde ha encontrado sus mejores resultados como deportista. De hecho, este año hace diez que se estrenó en el mundial de enduro, entonces como júnior; desde entonces ha sido una vez campeón del mundo de esta categoría y varias veces ganador de los ISDE con la selección española (este 2015 fue bronce), además de tercero el año pasado en categoría absoluta.

 

Santolino repite con Sherco, la marca francesa de la que es piloto oficial y con la que renovó este verano para dos años, pero todo lo demás cambia. Se pasa a la categoría máxima, el E3, y lo hace con una moto totalmente nueva para él, una 300 cc de dos tiempos. Son las mecánicas con las que se fogueó en los circuitos de motocross, pero que no había vuelto a tocar desde que se pasó al enduro, donde salvo alguna excepción siempre ha corrido con motos de ciclo 4T.

 

Este año hará el Campeonato de España de enduro con la misma moto, la Sherco 300; empieza el 28 de febrero. Y el Mundial, que arranca el 8 de abril con un inédito Gran Premio en Marruecos, en una zona donde varios años ha pasado el histórico Dakar. Santolino es este año uno de los fijos de la nueva categoría EnduroGP, que pretende emular a la MotoGP, y que reúne a los mejores del mundo.