Santolino arranca su carrera en los rallys desérticos con vistas a un futuro en el Dakar

Santolino explica cómo funciona la instrumentación de su nueva moto.

El piloto salmantino se estrena en el Rally de Marruecos con vista a una nueva etapa deportiva en las carreras desérticas.

Lorenzo Santolino arranca este día 1 de octubre una nueva etapa en su carrera deportiva que le puede acabar llevando al Dakar. La mítica prueba es la máxima expresión de los rallys desérticos como el de Marruecos, que se disputa a partir de este sábado y en el que el mejor piloto salmantino de enduro hace su estreno en la especialidad. Este primer contacto es el inicio de un camino que le llevaría a la preuba desértica por excelencia, pero para eso queda mucho.

 

La de Marruecos será la primera toma de contacto con esta modalidad. Son muchos los pilotos de enduro que han saltado a las carreras de desierto, una evolución natural para muchos con el paso de los años. Antes lo hicieron Nani Roma o Marc Coma, los dos ganadores españoles, y más recientemente Iván Cervantes, gran amigo de Santolino, o Joan Barreda, expiloto de motocross y máxima baza española ahora mismo. A Santolino le ha llegado la oportunidad ahora merced al empeño de Sherco, su marca.

 

Ya el año pasado el jefe de equipo le tentó para probar y hacerle un sitio en el equipo de rallys, pero Santolino prefirió centrarse en el Enduro y logró el tercer puesto mundialista y su primera victoria. Este año la oportunidad llega tras una temporada mala por la falta de adaptación a su moto, y la experiencia de Marruecos es un reconocimiento de Sherco a su esfuerzo, y una vía para el futuro. Santolino parte con la idea de hacer una primera toma de contacto y explorar opciones de futuro, pero de momento seguirá en el enduro; el año que viene, casi seguro, volverá a la 250 4T que tantas alegrías le dio en 2015.

 

Para esta carrera ha estado entrenando con su moto, una 450 de enduro adaptada con depósito de gasolina más grande delante, uno adicional detrás y, lo más importante, la compleja instrumentación formada por dos elementos clave: el road book y el GPS. En sus entrenamientos se ha tenido que acostumbrar a usarlos en marcha y a leer el libro de carrera, vital para este tipo de competiciones. Además, tendrá que adaptarse a un ritmo mucho más alto en cuanto a velocidad.

 

Santolino parte en la categoría Enduro Cup, pero comparte pistas con Toby Price, ganador del último Dakar, o Sam Sunderland, otra de las jóvenes promesas. En coches corren todos los grandes del Dakar, como Carlos Sainz.

Noticias relacionadas