Santander ofrece a los trabajadores de Campofrío una moratoria en el pago de sus préstamos

La entidad pospondrá por dos años los pagos de créditos al consumo e hipotecarios a sus clientes afectados por el incendio.

Banco Santander ha querido "mostrar su solidaridad" con los trabajadores de Campofrío afectados por el ERE temporal de la empresa tras el incendio que destruyó la planta burgalesa el pasado 16 de noviembre.

 

Los directores de las oficinas de Banco Santander se han puesto a disposición de los clientes trabajadores de Campofrío que tienen financiación con la entidad para ofrecerles dos años de carencia de capital para los préstamos al consumo y préstamos hipotecarios con el fin de que puedan hacer frente al pago de sus créditos sin dificultades.

 

Además, el banco está "abierto a negociar y estudiar" cualquier solicitud de los trabajadores de Campofrío que pudieran necesitar ayuda financiera para afrontar la situación de pérdida de su empleo, mientras se construye la nueva planta, prevista para 2016.

 

Banco Santander reafirma así su "compromiso con la sociedad burgalesa" en un momento de dificultades y se suma a los planes de apoyo puestos en marcha por la Junta de Castilla y León y del Ayuntamiento para "amortiguar el golpe entre la plantilla de Campofrío y aliviar las dificultades de muchos trabajadores", que verán reducidas sus percepciones económicas mientras se reconstruye la fábrica.