Santa Marta saca apresuradamente a concurso el contrato del alumbrado público por 10,1 millones de euros

Imagen del pleno del Ayuntamiento de Santa Marta de esta mañana.

El pleno aprueba con los votos del PP sacar a licitación por 15 años y 700.000 euros/año el contrato de suministros eléctricos y alumbrado público de la localidad tras haber tramitado el pliego en poco más de diez días. La oposición duda del ahorro y cree que será difícil de pagar.

El Ayuntamiento de Santa Marta ha aprobado esta mañana el pliego de condiciones para sacar a concurso el suministro eléctrico y el alumbrado público de la localidad, uno de los contratos más cuantiosos del municipio y que se otorgará a una empresa por 15 años, pero que se ha tramitado en poco más de diez días para conseguir su adjudicación casi inmediata, a priori, durante el mes de agosto. Unas prisas que han sido ampliamente criticadas por los grupos de la oposición, que no creen que la contratación de una empresa para este cometido logre un ahorro, que consideran excesivamente prolongado el plazo del contrato y que dudan que se pueda asegurar que sea un coste asumible.

 

Lo que se ha aprobado en el pleno de esta mañana es el pliego de condiciones que tendrán que cumplir las empresas que quieran hacerse con el contrato, que incluye el suministro eléctrico de instalaciones municipales y la gestión del alumbrado público. El contrato se propone para 15 años por un importe cercano a los 700.000 euros anuales (con IVA), lo que lo convierten en el segundo de mayor cuantía de los que trata el Ayuntamiento y el de la mayor duración, junto con el de abastecimiento de agua.

 

Sin embargo, la importancia del concurso que se abre y del pliego de condiciones que se va a exigir cumplir no ha venido acompañada de una tramitación acorde. De hecho, la oposición ha lamentado que el asunto llegara por primera vez a los órganos municipales a finales de mayo y que el pliego se viera en comisión el pasado día 4 de junio, para solo cinco días después, se sometiera a aprobación; de hecho, el concejal de UPyD ha lamentado que esta misma semana hayan llegado modificaciones. Además, ha sido el tema central de un pleno que se ha adelantado una semana. Por este motivo, toda la oposición pidió un mes de plazo para tratar el asunto, petición que se le denegó.

 

Con los plazos previstos, el pliego y la apertura del concurso se producirán en menos de dos meses con lo que puede ir a comisión de contratación y sancionarse su adjudicación en la segunda quincena de agosto, fecha poco habitual para este tipo de cuestiones, y menos para contratos de 10,1 millones de euros y 15 años, nada frecuentes en un municipio que tiene poco más de 9 millones de euros de presupuesto anual.

 

El equipo de Gobierno ha explicado que está convencido de que se logrará un ahorro económico con esta fórmula y que el largo plazo de la concesión atiende a la necesidad de hacer viable el coste para las arcas municipales y posibilitar que la empresa pueda asumir las inversiones que se requieren. Explicaciones que no han sido aceptadas por la oposición, que acusa al PP de querer sacar adelante el proceso con una prisa inexplicable, de hipotecar la gestión de los equipos de Gobierno de los próximos 15 años y de que esta fórmula no se la más adecuada para Santa Marta.