SANTA MARTA DE TORMES. Las ayudas de emergencia social beneficiaron en 2009 a 47 familias

Balance anual. Los usuarios de la unidad de Trabajo Social del Ayuntamiento subieron un 40% respecto a 2008 y la aportación económica de la Diputación se duplicó y pasó de 6.300 a 12.700 euros en 2009
Angélica Corral

La crisis hace estragos y la unidad de Trabajo Social del Ayuntamiento de Santa Marta de Tormes incrementa sus prestaciones. Sección enmarcada en el departamento municipal de Servicios Sociales durante 2009 tramitó ayudas de emergencia social (subsistencia y vivienda)a 47 familias por un importe de 42.973 euros. Un total de 24 de las 47 familias beneficiadas lo fueron en gastos de alojamiento, impagos y desahucios gracias al remanente de cooperación al desarrollo que quedó en 2008 y que el Consistorio decidió destinar a emergencia social a la vista de la demanda, que se ha incrementado en total un 40%.

Y es que de los 1.594 usuarios que pasaron por el despacho de esta unidad el pasado año para diferentes consultas, 600 fueron incorporaciones de 2009. Lo que supone, según informó la edil Marta Labrador, “una media de 15-20 visitas diarias”.

Labrador insiste en que estas ayudas de emergencia social son “puntuales” y no son periódicas, sino “transitorias”. A estas prestaciones hay que unir las del Banco de Alimentos a través del cual mejoraron su vida diaria 26 familias de la localidad, un total de 90 personas.

La memoria anual de la unidad de Trabajo Social del departamento de Servicios Sociales que recoge este balance también desglosa la naturaleza de los servicios que se ofrecen. Entre otros, “orientación, apoyo a familias y animación y apoyo comunitario”. Prestaciones que se materializan en la información y el asesoramiento, la tramitación de la Ley de Dependencia, “que está incrementando el número de peticiones gracias al boca a boca”, la ayuda a domicilio, la teleasistencia también para víctimas de la violencia de género, las ayudas de necesidad en especie, la tramitación de pensiones no contributivas o de las tarjetas de estacionamiento para discapacitados, los informes de arraigo y de reagrupación familiar o las becas para libros de Educación Infantil, que es “el único sector que no está cubierto por las ayudas de la Junta o el Gobierno”, matizó la concejal.

El departamento de Servicios Sociales del Ayuntamiento se completa con la psicóloga, la logopeda y el animador comunitario.

LA CRISIS AUMENTA LA DEMANDA
l Ingresos mínimos de inserción de la junta (IMI): 63 familias percibieron esta ayuda. l tarjetas de estacionamiento para discapacitados: La cifra asciende a 88 de las que 9 fueron nuevas concesiones y 12 renovaciones y gestiones de movilidad reducida.l ley de dependencia: 118 solicitantes de las que 113 ya han sido valoradas.l agrupación y arraigo a inmigrantes: Total, 24 familias; 13 en informes de reagrupación, 11 informes de arraigo socialpara la concesión del permiso de residencia. l ayuda a domicilio: Alta y seguimiento de 31 familias. l teleasistencia: 73 familias a las que se les hizo posteriormente un seguimiento. l becas para libros de infantil: Concesión de 30 becas de las 91 solicitudes