Sanidad retendrá a los profesionales de mayor prestigio y experiencia y quiere rejuvenecer la plantilla hasta 2020

Mantendrá retribuciones y pondrá en marcha 55 medidas de sostenibilidad, tres en "próximas semanas"

El consejero de Sanidad, Antonio María Sáez Aguado, ha asegurado que su departamento pretende mantener todos los "conceptos" retributivos que dependen de la Junta de Castilla y León para los profesionales sanitarios y ha cifrado en 55 el número de medidas que se pondrán en marcha para mejorar la sostenibilidad del sistema, tres de ellas referentes a la asistencia sanitaria en las "próximas semanas".

Sáez Aguado se ha expresado así durante su comparecencia en las Cortes de Castilla y León para explicar los presupuestos de su departamento, que ascienden a 3.238 millones -un 5,35 por ciento menos, casi 183 millones menos-, y aunque ha reconocido que no le gustan y hubiera preferido presentar otros, ha destacado el hecho de que suponen el 44 por ciento del crédito que gestionarán todas las consejerías.

En este ámbito, el consejero ha asegurado que la intención de la Consejería de Sanidad es mantener "todos los conceptos retributivos que dependen de las decisiones de la Administración autonómica", eso sí, con el respeto a los condicionantes que establece el Estado, y ha incidido en que el capítulo de gastos de personal en su departamento suponen el 53 por ciento del total del presupuestos, es decir, 1.711 millones, un 3,5 por ciento menos que el ejercicio anterior.

En este apartado, ha señalado, ha explicado que a lo largo del próximo año se "harán efectivos" dos planes de ordenación de recursos humanos que actualmente se tramitan como son el de Atención Primaria y el plan de ordenación en materia de prolongación del servicio activo.

El primero de ellos pretende adecuar los puestos de trabajo a las necesidades de cada una de las zonas básicas de salud y equilibrar las cargas asistenciales y tendrá dos fases, una primera que supondrá la modificación de las demarcaciones asistenciales, con atribuciones temporales de funciones dentro del área de salud al personal al que se suprima su demarcación asistencial, posterior modificación de plantilla y concurso de traslados y una segunda fase de reestructuración por vacantes.

En cuanto al Plan de Ordenación de Recursos Humanos en materia de prolongación en el servicio activo, pretende adecuar las plantillas de los centros de Sacyl, retener a los profesionales de mayor prestigio y experiencia y, al tiempo, rejuvenecer plantillas hasta 2020. El consejero ha asegurado que para mantener un trato "homogéneo" respecto al personal estatutario, se ha incorporado a este Plan al personal funcionario y laboral de las instituciones sanitarias y de la administración general.

Otras de las medidas en materia de recursos humanos que se pondrán en marcha se refieren a la regulación de un procedimiento de creación, modificación o supresión de plantillas; la regulación de las bases comunes sobre movilidad interna; el desarrollo del programa de atención y protección al médico enfermo (Paime) y otras medidas relacionadas con la salud de los profesionales o la aprobación de la Estrategia de Formación.

Por otra parte, dentro del programa con más peso en el presupuesto, el de Asistencia Sanitaria -supone 3.089 millones de euros, 1,086 para Primaria y 1.908 para Especializada--, el consejero ha asegurado que los objetivos básicos son, por un lado, mantener los niveles de atención, de calidad y la actividad tanto en los centros de salud como hospitales, mientras que por otra parte se pretende avanzar en diversas modificaciones organizativas y estructurales que permitan mejorar la eficiencia global del sistema de salud y contribuir a su sostenibilidad.

A este respecto, el consejero ha indicado que se mantendrá la actividad y productividad de los recursos públicos, se reducirá la concertación con centros privados y se trabajará en la mejora de la eficiencia con la mejora de la atención a pacientes crónicos y pluripatológicos; con la progresiva integración entre Atención Primaria y hospitalaria; el impulso de la gestión clínica y la mejora de la gestión de recursos materiales, compra y logística.

MEDIDAS INMEDIATAS
Para ello, ha adelantado que "en las próximas semanas" se aprobarán tres iniciativas que se desarrollarán "plenamente" a lo largo del próximo año, la primera de ellas el Plan en gestión de la calidad y seguridad del paciente, que integra 23 proyectos y que pretende mejorar la calidad del servicio de salud y contribuir a su sostenibilidad mediante la disminución de los "costes de la no calidad".

En concreto, este plan incluirá dos grandes líneas de actuación, la primera, con diez proyectos, destinada a la mejora de la gestión de la calidad en la organización a través de la extensión del uso de herramientas como la gestión de procesos o el análisis de los resultados conseguidos. La segunda línea, dedicada a la seguridad del paciente, incluirá 13 proyectos encaminados a minimizar el riesgo de infección asociada a la atención sanitaria, los problemas relacionados con el uso de medicamentos o las complicaciones derivadas de los procedimientos quirúrgicos.

La segunda de las iniciativas a la que se ha referido el consejero es la Estrategia de Atención a pacientes crónicos, actualmente en tramitación y que se pondrá en marcha en las "primeras semanas" de 2013. Sáez Aguado ha explicado que la Estrategia precisa reorganizar el proceso asistencial, que atribuye mayor peso a la Atención Primaria, que mejore la coordinación entre niveles asistenciales incluida la atención sociosanitario. También se desarrollará un programa de formación y apoyo a los pacientes, familiares y cuidadores de pacientes crónicos dependientes y se ampliará el programa de mejora de la adherencia terapéutica dirigido a pacientes crónicos polimedicados.

La tercera iniciativa que Sáez Aguado ha destacado es la puesta en marcha de las nuevas unidades de gestión clínica, para lo que en enero se aprobará un decreto que regulará el marco de desarrollo de la gestión clínica para todas las instituciones sanitarias de Sacyl que irá seguido de la convocatoria para la designación de las unidades o áreas de gestión.

El titular de Sanidad, además, ha afirmado que hay otras iniciativas concretas que completan estos planes y estrategias como la creación de un centro autonómico de lectura radiológica que iniciará su trabajo con la lectura de mamografías del programa de detección precoz de cáncer de mama, la ampliación del programa de atención farmacéutica en residencias a centros de atención de personas con discapacidad o la apertura del hospital de día psiquiátrico en el área de Valladolid Oeste.

También se pondrán en funcionamiento tres proyectos de interconexión de determinados servicios o funcionalidades denominados "anillos": uno de cuidados intensivos, otro radiológico y el de "terapia trasfusional".

Además, otras iniciativas que se pondrán en marcha son la extensión del programa de atención a demandas urgentes pediátricas mediante sistemas de teleasistencia (triaje e informaicón a padres) y se establecerán las bases y criterios para la consulta no presencial (correo electrónico y teléfono) tanto para pacientes como para interconsulta entre profesionales.

En el capítulo de inversiones, en Atención Primaria se cuenta con seis millones de euros para la liquidación del contrato de construcción del nuevo centro de salud de Babia San Emiliano (León) y para finalizar el centro de salud de Lerma (Burgos).

En Atención Especializada, que tendrá 52 millones -un 13 por ciento más-, se continuarán las obras del Hospital Clínico de Salamanca, del Clínico de Valladolid y del Hospital Provincial de Zamora. Además, se terminarán las obras de ampliación y reforma del Hospital de Benavente y del de Miranda de Ebro y se licitará el proyecto de ejecución del nuevo Hospital de Palencia, además de realizarse obras complementarias en el Complejo Asistencial de Soria.