Sanidad recomienda solicitar cita previa y vacunarse de forma escalonada

La provincia de Salamanca cuenta casi con 96.000 dosis para la vacunación
La Junta de Castilla y León inicia la Campaña autonómica 2011 de vacunación frente la gripe y el neumococo -que comenzará hoy y se extenderá hasta el 31 de octubre- y para la que se han adquirido 700.000 dosis de vacunas antigripales y otras 40.000 antineumocócicas. Los castellanos y leoneses a quienes se recomienda la vacunación frente a la gripe y el neumococo comenzarán a recibir la vacuna en sus respectivos centros de salud y puntos de atención sanitaria.

Las dosis frente a la gripe correspondientes a cada provincia castellana y leonesa, de acuerdo con las estimaciones demográficas y sanitarias con las que trabajan los servicios epidemilógicos y asistenciales del Gobierno autonómico -habiendo quedado una reserva de otras 39.440 unidades-, son las siguientes: Ávila, 56.300 dosis; Burgos, 84.970; León, 128.600; Palencia, 44.600; Salamanca, 95.570; Segovia, 36.200; Soria, 28.800; Valladolid, 123.380; y Zamora, 62.060.

El coste de estas de unidades vacunales ha ascendido a 3.604.551 euros, de los que a la prevención de la gripe se han destinado 3.213.095 euros y a la del neumococo, 391.456 euros. El presupuesto destinado a la compra de las vacunas antigripales para el presente ejercicio 2011 ha experimentado un significativo ahorro cuantificado en un 28% menor respecto a la campaña anterior.

Con cita previa y escalonadamente
Sanidad recomienda a los ciudadanos que la vacunación frente a la gripe y al neumococo se haga siempre con cita previa, solicitada por los ciudadanos en su centro de salud y de forma escalonada, a lo largo de las cuatro semanas que dura la Campaña 2011. De este modo, se evitarán saturaciones durante los primeros días en los servicios asistenciales. Asimismo es posible solicitar la vacunación a través de la cita previa telefónica a través de la opción que está disponible en este sistema de concertación de la asistencia sanitaria en Atención Primaria.

La campaña que se inicia presenta como punto de especial atención -además de la importante rebaja alcanzada a través de la compra centraliza- el incremento de las tasas de vacunación en dos colectivos que forman parte de los grupos de riesgo, sanitario y social respectivamente: los enfermos crónicos y los trabajadores del sistema sanitario castellano y leonés.

Entre las actuaciones previstas se encuentra la información personal y reiterada a los profesionales; vacunaciones en el lugar de trabajo y horarios flexibles y amplios para su administración; oferta de vacunación durante los exámenes y consultas en los servicios de prevención laboral y medicina preventiva; colaboración en la labor de sensibilización de las profesiones sanitarias, por parte de colegios profesionales, sindicatos y sociedades científicas; y uso de medios digitales y redes sociales para la difusión de la información.