Sanidad pide a los salmantinos que acudan a vacunarse de la gripe de forma escalonada

Un salmantino, hoy, durante la vacunación en el Centro de Salud Miguel Armijo (Foto: Cristian Martín)

La campaña de vacunación contra la gripe y el neumococo ha comenzado hoy y finalizará el próximo 5 de diciembre. Las autoridades sanitarias piden a la población que no se precipite y que acuda a los centros de salud de forma escalonado, porque hay dosis suficientes, exactamente 81.371 frente a la gripe para Salamanca. El año pasado hubo 4.422 casos de esta enfermedad.

La gerente de Salud de Área de Salamanca, Manuela Plaza, asegura que la campaña de vacunación de la gripe de este año cuenta con un número de dosis suficientes para cubrir la demanda existente -81.3471 dosis para la gripe y 3.000 para frente al neumococo- y, por ello, recomienda a la población que acuda “de forma escalonada sus centros de salud, sin precipitaciones, porque hay tiempo de sobra hasta el próximo 5 de diciembre que acaba la campaña”. Además, incluso después de esta fecha, se mantiene un stock para actuar en casos de solicitudes de última hora. La vacunación para las personas que así lo tengan recomendado por su médico es universal, voluntaria y gratuita.

 

Esta vacuna es la mejor herramienta de prevención contra esta dolencia que afectó el pasado año a 4.422 salmantinos, la mayoría de los cuales no se había vacunado, según aclara Manuela Plaza. Durante la campaña de 2014-15 el pico más alto de la onda epidémica se produjo entre finales de enero y mediados de febrero, tres semanas en las que se concentran la mayor cantidad de casos y más graves.

 

La vacunación, en cuanto a los principales grupos de riesgo, abarca una población muy amplia; está prescrita fundamentalmente para personas de más de 60 años, personas adultas y niños mayores de seis meses con enfermedades crónicas (pulmones, cardiacas, diabéticos…), personas con discapacidad y déficit cognitivo (síndrome de Down, demencias...); niños y adolescentes, de entre seis y dieciocho años, que reciban tratamientos prolongados con ácido acetilsalicílico y personas con obesidad mórbida o mujeres embarazadas.

 

La gerente del Área de Salud otorga especial relevancia a colectivos que se encuentren institucionalizados - centros geriátricos y centros de asistencia a enfermos crónicos, disminuidos psíquicos-, al personal, sanitario o no, que trabaje en centros sociosanitarios y todos aquellos grupos que puedan trasmitir la gripe a las citadas personas de riesgo.

 

En relación con los profesionales sanitarios, Plaza también expresa su extrañeza por las quejas que han manifestado ante la vacunación porque, según Satse, las vacunas incumplen la normativa de bioseguridad para evitar los riesgos laborales. Manuela Plaza no comparte esta preocupación y asegura que “todos los sanitarios deben conocer las medidas preventivas pese que a que siempre puede haber riesgos, como en cualquier otra campaña de vacunación”.

 

Las vacunas que se administran en esta campaña mantienen las novedades introducidas en  años anteriores, “es eficaz y segura y no provoca reacciones alérgicas al huevo o los antibióticos, por lo que no deben de existir complicaciones importantes”, explica Plaza.

 

Pero si, a pesar de haberse vacuno o precisamente porque no se ha hecho, se cae enfermo, “el mejor tratamiento es reposo, tranquilidad y antipirético y/o analgésico cuando se producen dolores musculares o de cabeza” y recuerda que la gripe “está producida por un virus, al que no podemos atacar con antibióticos”.