Sanidad implanta un sistema de alerta en la historia clínica para detectar la diabetes

La Consejería de Sanidad tiene previsto implantar un sistema de alertas en la historia clínica electrónica de aquellos pacientes que se encuentren en un estadio preclínico de la diabetes mellitus.
S. G. P. / Agencias

También se aplicará en los casos en que esta patología esté diagnosticada para facilitar su seguimiento. El objetivo es reforzar la detección precoz y mejorar el diagnóstico y tratamiento de esta patología que en Salamanca provocó 3.187 estancias hospitalarias en 2008.

En la provincia se contabilizaron un total de 389 altas hospitalarias por diabetes lo que supone 1,10 por cada mil habitantes. Se trata de la tercera provincia con mayor número de altas hospitalarias de la Comunidad después de Valladolid (445) y Burgos (418). Así en el conjunto de la Comunidad se estima que esta patología afecta al ocho por ciento de la población, es decir, a unas 190.000 personas. Por otro lado, el mayor número de casos se da entre mujeres de 75 o más años, con un total de 35.882, y también ha aumentado el número de diagnósticos entre los 15 y 34 años, en su mayor caso mujeres, superando en más de mil a los casos de personas entre 35 y 44 años. Lo que más preocupa a Sanidad es que un elevado número de ciudadanos desconoce que padece diabetes ya que se desarrolla sin manifestar síntomas durante una etapa prolongada (se conoce como diabetes preclínica), lo que provoca que en el momento del diagnóstico puedan presentarse ya una o más complicaciones. En ese sentido, la diabetes conforma un área prioritaria del III Plan de Salud de la Consejería, ya que es una enfermedad crónica con elevada morbilidad y mortalidad, gran parte de ella prematura, lo que supone un alto coste social y un gran impacto sanitario debido al desarrollo de complicaciones que conllevan una merma tanto de la calidad como de la esperanza de vida de los pacientes diabéticos. Además, se asocia con un mayor número de hospitalizaciones, reingresos y una mayor duración de la estancia hospitalaria.

Por ello, Sanidad también sacará adelante una batería de iniciativas para potenciar hábitos de vida saludables, la educación diabetológica individual y grupal en los centros sanitarios, la reeducación de los prediabéticos y el aprendizaje de técnicas de autocontrol de la enfermedad para llevar un mejor seguimiento del paciente.