Sanidad ha realizado 115.000 controles a 48.000 establecimientos e industrias de Castilla y LeĂłn

El aĂąo pasado se realizaron 115.000 controles a 40.000 establecimientos y 8.000 industrias en la Comunidad

El consejero de Sanidad, Antonio MarĂ­a SĂĄez, y el presidente del Consejo General de Colegios de Veterinarios de EspaĂąa, el profesor Juan JosĂŠ Badiola, han mantenido una reuniĂłn de trabajo para contribuir al desarrollo normativo de la Ley de Salud PĂşblica y Seguridad Alimentaria de Castilla y LeĂłn.

Este encuentro ha tenido como principal objetivo estrechar la colaboraciĂłn entre la ConsejerĂ­a de Sanidad y el Consejo General de Veterinarios de EspaĂąa, con el fin de contribuir al desarrollo normativo de la Ley de Salud PĂşblica y Seguridad Alimentaria de Castilla y LeĂłn y a la normativa nacional en materia de reordenaciĂłn de las profesiones sanitarias, de seguridad alimentaria y nutriciĂłn y de salud pĂşblica.

AdemĂĄs, se colaborarĂĄ en la promociĂłn y el impulso de los servicios veterinarios de salud pĂşblica, para potenciar las medidas de prevenciĂłn y de protecciĂłn de la salud, y asĂ­ contribuir a mantener y mejorar la salud de la poblaciĂłn y a evitar que enferme.

En la reuniĂłn de hoy, se ha acordado que el presidente del Consejo General de Veterinarios de EspaĂąa, que ya participĂł en el ComitĂŠ de Crisis de la Pandemia de la Gripe A de Castilla y LeĂłn, forme parte del Gabinete de Crisis de Salud PĂşblica y del ComitĂŠ de Control Oficial de la Cadena Alimentaria.

La veterinaria en Castilla y LeĂłn contribuye a preservar la salud pĂşblica sobre todo, a travĂŠs de tres lĂ­neas de trabajo fundamentales. La primera es garantizar la inocuidad de los alimentos, protegiendo a los consumidores de sus potenciales riesgos, ya que los servicios veterinarios actĂşan a lo largo de toda la cadena alimentaria, desde la granja hasta la mesa; en la etapa de la producciĂłn; durante su transformaciĂłn -mataderos, industria alimentaria-; e incluso en su transporte y distribuciĂłn.

En segundo lugar, controla las enfermedades transmisibles, ya que, actualmente el 60% de los patĂłgenos humanos son de origen animal, y el 75% de las enfermedades animales pueden transmitirse al hombre.

Y, por Ăşltimo, defiende el bienestar animal, ya que la protecciĂłn animal requiere un control de las condiciones legalmente establecidas en la producciĂłn, transporte y sacrificio de los animales; los servicios veterinarios son los profesionales mĂĄs cualificados para preparar esa legislaciĂłn y para velar por su aplicaciĂłn.

Para desarrollar estas labores, Castilla y LeĂłn cuenta con 636 inspectores de los que, 543 son veterinarios y 93 farmacĂŠuticos. A lo largo de 2011, se inspeccionaron 40.000 establecimientos y cerca de 8.000 industrias y se realizaron en torno a 115.000 visitas de control. AdemĂĄs, a lo largo del pasado aĂąo, se sacrificaron e inspeccionaron 69.090.499 cabezas de ganado en la Comunidad. Hay que recordar que estos profesionales trabajan en colaboraciĂłn con los veterinarios dependientes de la ConsejerĂ­a de Agricultura y GanaderĂ­a.

Este ĂĄmbito de actuaciĂłn ha demostrado ser el mĂĄs eficiente en salud, tanto en tĂŠrminos econĂłmicos como en indicadores sanitarios, con el bienestar que ello implica, porque contribuye a evitar la enfermedad, con los beneficios sociales y econĂłmicos consecuentes y su aportaciĂłn a la sostenibilidad del sistema asistencial.