Sanidad estudia incluir dentro de las prestaciones una técnica que consigue reducir la hipercolesterolemia familiar

Jornada sobre LDL-Aféresis para hipercolesterolemias severas
El director general de la Cartera de Servicios y Farmacia del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Agustín Rivero, ha anunciado este martes que su departamento está estudiando la posibilidad de incluir en la cartera básica de servicios la técnica LDL-Aféresis, tras la publicación de diversos estudios que demuestran que reduce la hipercolesterolemia familiar.
MADRID, 9 (EUROPA PRESS)



Se trata de una enfermedad genética que afecta alrededor de un millón de personas en Europa, de las que 100.000 son españolas. Estos pacientes presentan desde el nacimiento valores de LDL colesterol que duplican o triplican los de la población general y que no pueden ser controlados únicamente con fármacos y con hábitos de vida saludables. Además, la presencia de cifras de colesterol extremadamente elevadas se asocia a la presencia de enfermedad cardiovascular prematura, patología coronaria y elevada mortalidad.

"Existen estudios que demuestran que la técnica disminuye la progresión de la enfermedad y, por ello, podría ser incluido en la cartera básica de servicios dado que es muy útil en pacientes con enfermedades coronarias, refractarios a los tratamientos farmacológicos", ha comentado Rivero, durante la inauguración de la jornada 'LDL-Aféresis como innovación en el tratamiento de las hipercolesterolemias severas', organizada por la Fundación de Hipercolesterolemia Familiar, con la colaboración de Fresenius Medical Care.

Dicho esto, ha informado de que estas terapias están destinadas para los niños menores de 7 años con colesterol alto que no responden al tratamiento farmacológico, a los pacientes mayores con índices de colesterol mayores de 195 mg/dl, 200 mg/dl o 225 mg/dl y a también las personas mayores de 60 años que han estado en tratamiento intensivo y que no han dado buenos resultados.

Asimismo, ha comentado que este procedimiento cuesta entorno a unos 1.500 o 1.700 euros, un coste similar al de otros tratamientos contra esta enfermedad. Además, se estima que el coste anual de la LDL-Aféresis en Europa representa menos del uno por ciento del total dedicado a las técnicas de hemodiálisis o diálisis peritoneal. Un dato que cobra más importancia si se tiene en cuenta que la administración de la aféresis puede realizar en niños que pueden sobrevivir más tiempo y con "plenitud" de facultades para desarrollar su vida.

El uso de estos tratamientos está normalizado en centros especializados de la aféresis en distintos países de Europa, donde los enfermos acceden en las fases iniciales de la enfermedad y antes de llegar a situaciones de riesgo cardiovascular extremo. De hecho, las evidencias de esta técnica en términos de coste-eficacia han permitido potenciar la apertura de nuevas unidades de aféresis en Andalucía, Cataluña, Galicia o Canarias.

"Desde el Ministerio estamos trabajando en la homogeneización de contenidos de la cartera de servicios básica del Sistema Nacional de Salud para garantizar la prestación de aquellos tratamientos más costosos y más seguros para todos, evitando las diferencias entre las distintas comunidades autónomas. Estamos trabajando con sociedades científicas y con los profesionales médicos en la línea de sostenibilidad para incluir este procedimiento", ha apostillado Rivero.

PACIENTES CON DEPÓSITOS DE COLESTEROL EN LOS TEJIDOS

Los criterios clínicos para identificar a los personas que padecen esta enfermedad se basan, por tanto, en la presencia de altos niveles de colesterol total y LDL, en la historia familiar y personal de eventos cardiovasculares prematuros y en la aparición de depósitos de colesterol en los tejidos --xantomas--.

"El riesgo de enfermedad coronaria de estos enfermos es nueve veces mayor que el resto de la población y, al mismo tiempo, el riesgo de mortalidad de duplica por cuatro. Gran parte de estos pacientes presentan un riesgo elevado de sufrir una cardiopatía isquémica y de fallecer por un evento cardiaco antes de los 50 años", ha señalado el presidente de la Fundación Hipercolesterolemia Familiar, Pedro Mata.

Por ello, y con el objetivo de eliminar el impacto de la hipercolesterolemia familiar homocigota, los expertos han abogado por la implantación de estrategias de diagnóstico y tratamiento precoz para detectar un caso severo ante pacientes con cifras de lípidos anormalmente elevadas y que no responden a la terapia con fármacos.

"Si la enfermedad sigue progresando y no hay respuesta, la aféresis de lípidos constituye un arma decisiva para complementar la estrategia terapéutica. Además, esta técnica aplicada precozmente antes de los 6-7 años ha hecho abandonar la opción del trasplante hepático en el grupo de pacientes con hipercolesterolemia familiar homocigota", ha aclarado el especialista del servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, Ovidio Muñiz.

Por su parte, el doctor del servicio de Nefrología del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, Fernando Anaya, ha comentado los beneficios de la técnica de aféresis 'DALI' ya que consigue eliminar de forma selectiva las lipoproteínas de la sangre sin necesidad de una separación preliminar del plasma, preservando los hematíes y las plaquetas.

En concreto, ha proseguido, elimina los depósitos aterogénicos, reduce en un 60 por ciento la inflamación y aumenta la proliferación de las células endoteliales progenitoras (CEP) --uno de los principales mecanismos protectores y rejuvenecedores del endotelio vascular--, entre otras cosas.

"La nueva técnica tiene la ventaja de su sencillez y facilitar de manejo, al no precisarse una separación inicial del plasma. El tiempo de preparación del paciente se reduce a la mitad y éste presenta un mayor nivel de tolerancia que permite realizar una vida normal inmediatamente tras la sesión con unos resultados claros sobre el nivel de lípidos", ha zanjado el especialista del servicio de Medicina Interna del Hospital Virgen del Rocío.