Sanidad analiza las plantillas hospitalaria para aumentar profesionales en algunas especialidades y contener otras

Sáez Aguado en la inauguración del congreso de médicos intensivistas
La Consejería de Sanidad ha iniciado un análisis de las plantillas de atención hospitalaria en Castilla y León, que son "más o menos homogéneas", con el objetivo último de aumentar profesionales en algunas especialidades y contener el crecimiento en otras, siempre en función de la demanda.
VALLADOLID, 16 (EUROPA PRESS)



Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, en declaraciones a los medios de comunicación momentos antes de inaugurar este viernes el XLI Congreso de la Sociedad Castellano-Leonesa de Medicina Intensiva, Crítica y Unidades Coronarias que se celebra en el Colegio Oficial de Médicos de Valladolid.

Respecto a las reivindicaciones de este colectivo de más medios técnicos y humanos, el consejero ha reconocido que su máxima preocupación en este sentido es analizar la incorporación de mejoras tecnológicas en cada unidad y si se necesitan reforzar esas unidades. Así, ha considerado que la plantilla de intensivistas es "más o menos" estable.

Para el consejero de Sanidad, la situación de la medicina intensiva en los hospitales de Castilla y León --UVIS y unidades de críticos-- es "normal y razonable" con 230 camas y 99 profesionales para la atención de adultos a los que hay que sumar los que atienden las cuatro unidades pediátricas de críticos.

"La situación es buena", ha continuado Sáez Aguado, para quien es "muy importante" el elevado componente técnico para el desarrollo de una especialidad que, como el caso de los médicos de familia, es horizontal ya que atiende a cualquier tipo de pacientes con distintas patologías.

Por su parte, el presidente de los médicos intensivistas de Castilla y León, Jesús Pino, ha reconocido que la situación de este colectivo "siempre es mejorable" y ha admitido que la actual crisis ha afectado también al normal desarrollo del trabajo de estos médicos que ejercen su labor en las unidades de cuidados intensivos y que atienden a patologías muy diversas, desde afecciones respiratorias a infecciones junto a otras patologías cardíacas y donde son necesarias las novedades técnicas.

Jesús Pino ha destacado al respecto la calidad y los medios técnicos que cuentan los nuevos hospitales universitarios de Burgos o el Río Hortega de Valladolid mientras que el Clínico de la capital vallisoletana, en fase de ampliación, funciona en estos momentos "a medio pelo" con la previsión de estar totalmente en marcha a finales de año.

"Estamos en el inicio del cambio", ha explicado al respecto, a lo que ha añadido que aunque no todos los hospitales de Castilla y León tienen capacidad para atender las mismas complejidades sí se pueden resolver la mayoría de las patologías entre todos estos centros.

El presidente de los médicos intensivistas de Castilla y León ha destacado de esta especialidad su apoyo para otras técnicas y procedimientos como la labor de recuperación tras una cirugía, un proceso mayor cuanto más edad tienen los pacientes, lo que aumenta a su vez las posibles patologías y cuidados para salir adelante.