Sandro Rosell: "El Barça jamás será usado como arma política"

"Se trata de un club catalán y catalanista"

El presidente del FC Barcelona, Sandro Rosell, afirmó este viernes que el Barça "jamás será usado como arma política" y definió al club como "catalán y catalanista", al tiempo que aseguró que proseguirá con su política de austeridad "radical" para reducir aún más la deuda actual de 300 millones de euros.

 

Sandro Rosell dijo que, cuando llegó a la presidencia en julio de 2010, la Directiva vio cómo estaba la 'caja', con un déficit de 350 millones de euros y "dificultades grandes" porque se debía dinero a los jugadores y retrasos en los pagos a Hacienda.

 

"Tenemos otras fuentes de ingresos, la más notoria es Qatar Foundation. Debemos mucho dinero y tenemos que seguir con política de austeridad. Pero debemos controladamente, nada a Hacienda ni a los jugadores. Nuestra deuda recurrente, que esperamos ir reduciendo, es  ahora unos 300 millones de euros", desveló en declaraciones al programa 'Protagonistas' de 'ABC Punto Radio' que recoge Europa Press.

 

Rosell, que admitió que ser presidente del Barça o Real Madrid abre las puertas, aunque hay que "usarlo en positivo", y que ni él ni nadie de su Junta Directiva sobra sueldo alguno ("Es un cargo honorífico, vivo de recursos que tengo míos y familiares para aguantar estos años", explicó), aseguró que el club nunca se va a manifestar "en un sentido u otro" en política.

 

"El Barça es un club catalán y catalanista, con raíces profundas en Barcelona y Catalunya, pero con un sentimiento de transversalidad absoluta, con una apertura de pensamiento de entenderlo todo siempre y cuando no sean cosas radicales. Para nosotros no tiene que ser usado jamás como arma política. No lo dejaremos mientras yo sea presidente. Todo el mundo será bienvenido mientras entienda lo que es el Barça y la idiosincrasia del club. Catalunya es siempre un país de acogida", comentó.

 

Por otro lado, consideró que hay "cierta burbujilla" futbolística y que, por ello, la UEFA y la FIFA han empezado a aplicar "medidas oportunas" con el 'fair-play' financiero. "Esto puede ayudar. También se pueden reinventar las competiciones y poner límites, hasta legales, a las inversiones y gastos que se toman sin poder hacerlo", indicó.

 

Acerca de la presunta red de amaño de partidos destapada por Interpol,  dijo que es una "noticia horrorosa", aunque se felicitó por la "gran noticia" de que España no está entre los países salpicados por el escándalo.

 

"Estoy absolutamente en contra como persona y como presidente. Surgió en la reunión de la ECA en Catar e hicimos un manifiesto diciendo que estábamos en contra y todos vamos a luchar contra estas actividades corruptas. Cuando sepamos que un club europeo tiene algún tipo de relación, automáticamente le vamos a expulsar", advirtió.

 

"UN JUGADOR DEL MADRID ME ENCANTA... PERO NO LO DIGO"

 

El máximo mandatario azulgrana tildó de "absolutamente falsas" las informaciones que le vinculaban con la presunta compra del Mundial 2022 por Catar y subrayó la importancia de los ingresos por los derechos de televisión.

 

"Sin televisión esto no existe. En nuestro caso y el del Real Madrid, es un tercio, pero cuanto más pequeño es el club el porcentaje es más alto. Nosotros podríamos quizá sobrevivir, pero los pequeños, no", destacó.

 

Por otro lado, dijo que el partido de la vuelta de las semifinales de la Copa del Rey no le quita el sueño, aunque sí le pone "tenso", y no ocultó que sí hay jugadores de la actual plantilla del Real Madrid que le encantaría tener en el Barça.

 

"No lo voy a decir, tengo uno que me encanta, pero montaríamos un circo. Pero, sí, claro que el Real Madrid tiene alguno que me encantaría. ¿El portugués? Lo hablo. Estuve 4 años en Brasil, pero no daré ninguna pista. ¿Si viniera gratis? Las cosas gratis al final salen muy caras", indicó.

 

Sobre la Liga, no ocultó que la primera vuelta del campeonato ha sido "histórica" y alabó el "excelente" trabajo del entrenador, Tito Vilanova, y la plantilla, aunque admitió que claro que echa de menos a Pep Guardiola.

 

"Para nosotros Pep y el Barça son un binomio del que se hablará durante muchos años. Pero la vida continúa. Claro que todo el mundo le echa en falta. ¿Presidente Pep? Si se presentara le votaría, me encantaría", afirmó Rosell, que explicó que el amistoso contra el Bayern de Múnich se cerró esta semana en Catar, aunque estaba acordado hace "más de 6 meses".

 

Por último, dio como favorita a la selección española en el Mundial de Brasil. "A mí no me gusta apostar, pero si tuviera que hacerlo apostaría sin duda por ella. Es la más fuerte que hay, la más organizada, la que tiene más claro su sistema y, por lo que conozco, la relación con los jugadores es excelente", manifestó.