Sánchez presenta un 'Nuevo Contrato con los Ciudadanos' con cuatro reformas

Asamblea abierta del PSOE en Burgos

Pedro Sánchez propone prohibir las amnistías fiscales, un nuevo estatuto del trabajador que derogue la Reforma Laboral, blindar servicios y que el corrupto devuelva lo robado.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha presentado este sábado en una asamblea abierta con afiliados de Burgos el programa 'Nuevo Contrato con los Ciudadanos' basado en cuatro reformas de calado para, entre otras cosas, favorecer una mayor democracia radical en la que los corruptos vayan a la cárcel y devuelvan lo robado.

 

"No nos va a temblar la mano para echar a corruptos del PSOE", ha reiterado una vez más el líder de los socialistas que ha dado por "perdidos" los tres años de Legislatura del PP desde el convencimiento de que España está más fracturada que nunca como consecuencia de la corrupción a lo que ha sumado el aumento de las desigualdades.

 

Por este motivo, ha apelado al 'Nuevo Contrato con los Ciudadanos' que presenta el PSOE y que contempla otras medidas como la prohibición de las amnistías fiscales, la elaboración un nuevo estatuto del trabajador para derogar la Reforma Laboral aprobada por el PP y un mayor compromiso social que blinde la Educación, la Sanidad, los Servicios Públicos así como las libertades de las mujeres.

 

Según ha asegurado Sánchez a los más de 500 militantes o simpatizantes que se han dado cita este sábado en Burgos, en España "hay ganas de cambio" para dar otro rumbo al país ante lo que ha presentado al PSOE como "el partido del cambio a mejor".

 

Del mismo modo, se ha mostrado convencido de que lo mejor de la historia del PSOE "está por escribir".

 

El líder nacional del PSOE ha escuchado y respondido a las preguntas e inquietudes de los simpatizantes burgaleses que se han centrado en temas como el desempleo o los recortes en Sanidad y en investigación ante lo que Sánchez ha defendido un sistema de salud público que sea igualitario y universal y que evite convertir derechos en mercancías.

 

Sánchez ha abogado por una reestructuración de la deuda a todas las personas en riesgo de perder el trabajo o las viviendas, al igual que ya hacen otros países europeos y tal y como ha reclamado a España el Fondo Monetario Internacional, según ha recordado.

 

En materia de investigación, ha apostado por un pacto educativo que de estabilidad al sistema y evitar así cambios en la ley educativa con cada nuevo Gobierno.

 

Preguntado por los casos de corrupción, ha respondido que el PSOE aspira a ser "el partido más ejemplar de España" al mismo tiempo que se ha mostrado convencido de que los socialistas van a acabar con la corrupción. "Lo que más me indigna es cuando hay un caso de corrupción en el partido", ha admitido Sánchez quien, tras asegurar que no hay que defender al corrupto, ha aclarado que tampoco van a condenar a ningún inocente.

 

Pedro Sánchez ha estado acompañado en esta asamblea abierta con los socialistas de Burgos por los burgaleses Octavio Granado, exsecretario de Estado de Seguridad Social con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, y Ángel Olivares, único alcalde socialista que ha tenido el bastón de mando en Burgos.

 

También ha intervenido el secretario autonómico del PSOE, el burgalés Luis Tudanca, quien ha aprovechado la presencia en Burgos de "tanto jefe", en referencia a los integrantes de la Ejecutiva socialista, para pedir su ayuda para acabar con el actual modelo de gestión del Hospital de Burgos, "muy perjudicial para la sanidad", en su compromiso de que este centro sea "de todos" los burgaleses y no de unas empresas a las que ha acusado de hacer negocio con la salud de los ciudadanos.

 

"La sanidad pública siempre ha sido una bandera de la gente humilde y trabajadora", ha defendido Tudanca quien ha puesto como ejemplo a Ernest Lluch como el valedor de la sanidad pública en España.