Sánchez insiste en que el momento de apartar a implicados en corrupción es la apertura de juicio, no la imputación

Pedro Sánchez

Aunque el Código Ético contempla la posibilidad de tomar medidas excepcionales en función de la gravedad de los hechos.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha defendido que su partido fija en la apertura de juicio oral el momento procesal para apartar a los corruptos, un paso más adelante de la imputación, aunque ha remachado que los socialistas, en esta materia, van a ir "un paso por delante de la ley" como ya ha "demostrado".


Así ha respondido Sánchez cuando se le ha preguntado por las declaraciones del expresidente del Gobierno Felipe González, quien considera un "error" excluir a todos los imputados de las listas, y por su intención en este sentido.

En declaraciones a los periodistas tras asistir a un desayuno informativo con la secretaria general del PSOE de Navarra, María Chivite, Sánchez ha hecho hincapié en que su partido tiene "un compromiso ético muy exigente y muy riguroso", que le gustaría que compartieran otros partidos.

Y ha recordado que el Código Ético fija "claramente" en la apertura de juicio oral "la línea" en la que apartar a las personas implicadas en casos de corrupción. "Ese es el compromiso del PSOE con la regeneración política del país", ha explicado, insistiendo en que otros partidos políticos "con vocación de gobierno" deberían hacer lo mismo.

"UN PASO POR DELANTE DE LA LEY"

Así, y al ser repreguntado si llevará a imputados en la lista, Sánchez ha recalcado que "siempre" ha dicho que el PSOE "va a estar un paso por delante de la ley" en esta materia y ha vuelto a remitirse al Código Ético firmado por el PSOE.

"Lo que va a caracterizar y caracteriza esta nueva etapa es la ejemplaridad, no me va a temblar el pulso en echar a ningún corrupto del PSOE", ha remachado, apuntando además que ya lo ha "demostrado" y que volverá a hacerlo "en el momento que ocurra".

Fuentes socialistas han apuntado después que el propio Código Ético explicita que en función de la gravedad de los hechos se podrán tomar medidas excepcionales, como se hizo en el caso de las 'tarjetas opacas' de Caja Madrid o tras la detención del alcalde de Parla José María Fraile.

De la misma manera, han recordado estas fuentes, el secretario general se ha comprometido a que se apartará a los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán si el juez del Tribunal Supremo les imputa algún delito, en el caso de los ERE. Éste es también el compromiso que adquirió también la presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz.