Sánchez dice que algunas propuestas de Podemos llevarían a España a la Gran Depresión de 1929

Apuesta por reforzar la relación con PSC y pedirá a Rajoy y a Mas diálogo para crear un proyecto de que garantice "la unidad de España".

El nuevo secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha afirmado que puede compartir con partidos como Podemos "la indignación" por la situación que atraviesa España, pero ha advertido de que algunas de sus propuestas llevarían a España "a lo que sucedió en 1929, la Gran Depresión y a una situación de muchísima más dificultad".


En una entrevista en la Ser recogida por Europa Press, Sánchez, ha criticado especialmente que Podemos plantee "el impago de la deuda" o que "no se rescate a bancos y se les deje quebrar". A su juicio, los "programas imposibles" pueden "quebrar la confianza y la expectativa de gente que de manera honesta confía en esas formaciones".

Para Sánchez, el PSOE construir un proyecto "sólido, solvente y ganador", sin "populismo ni demagogia". A su juicio, una de las preguntas decisivas que debe hacerse el PSOE es "cómo se va a ganar la vida España y con qué tipo de empleo, con derechos o sin derechos".

Preguntado por su caracterización como candidato de la derecha, ha replicado que en campaña "se dicen muchas cosas" y no todas acertadas, y se ha definido como "socialista por los cuatro costados". Así, se ha comprometido a hacer un proyecto "socialista sin ningún tipo de complejo", incluso a proponer algunas cosas que "van a sorprender a la propia militancia" para "recuperar el sello de partido ganador".

El próximo líder socialista ha dejado claro que no se plantea una gran coalición con el PP en ninguna circunstancia, aunque sí dialogar y pactar con todas las fuerzas políticas, especialmente para una reforma federal de la Constitución.

HABLÓ ANOCHE CON EL REY Y RAJOY

Según ha dicho, el domingo por la noche habló con el Rey Felipe VI y con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en sendas "conversaciones muy amables" en las que ambos le "desearon suerte". Sánchez ha puntualizado que no aprovechó para pedirle una reunión a Rajoy, pero que lo hará en cuanto sea elegido formalmente, en el Congreso Federal del PSOE de los días 26 y 27.

El nuevo líder socialista le pedirá al presidente del Gobierno que "cuente con el PSOE" para resolver la situación de Cataluña. A su juicio, el aún secretario general, Alfredo Pérez Rubalcaba, será recordado por impulsar una reforma federal de la Constitución en la llamada 'Declaración de Granada', así que cree que tanto Rajoy como el presidente catalán, Artur Mas, deben dar al PSOE y al PSC "la voz que merecen y que exige la sociedad española".

En el debate soberanista en Cataluña, ha precisado que sus "líneas rojas" son "la soberanía nacional, la igualdad de todos los españoles, la solidaridad de los territorios y el reconocimiento de todos los pueblos", y está convencido que en esos márgenes pueden entenderse "todos los partidos y crear un nuevo proyecto de convivencia que garantice la unidad de España", que a su juicio es lo fundamental.

EL REFUERZO DEL PSOE SERÁ BUENO PARA EL PSC

Además, ha dejado claro que no cree que el PSC esté en riesgo, sino que está convencido de que si el PSOE sale reforzado de este congreso "será bueno para el PSC", igual que el respaldo obtenido por Miquel Iceta como nuevo primer secretario --85 por ciento de los votos con una participación del 47 por ciento de los militantes del PSC--.

Sánchez aspira a reforzar la relación entre el PSOE y el PSC, que ha definido como "federal" y de "vasos comunicantes" y ha reivindicado el papel de los socialistas catalanes, de los que ha dicho sentirse "muy orgulloso". "Han levantado la bandera de la convivencia y la concordia y eso es lo que seguiremos haciendo ambos", ha dicho.

DEVALUAR EL EURO PARA AUMENTAR EXPORTACIONES

Por otro lado, ha adelantado que espera reunirse con todos los líderes socialdemócratas europeas, entre ellos el primer ministro italiano, Matteo Renzi, al que pedirá una reunión para intercambiar opiniones. Sánchez ha apostado por devaluar el euro para facilitar las exportaciones y reformar el papel del BCE para que se ocupe del crecimiento y del empleo y no sólo de la estabilidad de unos precios "que están por los suelos".

También ha pedido que la UE lidere políticas de inversión pública, ya que España no puede porque tiene "casi el cien por cien del PIB" en deuda pública. Sánchez ha atribuido "exclusivamente al presidente del Gobierno" la situación de la deuda, afirmando que cuando el PSOE dejó la Moncloa estaba en el "sesenta y pico por ciento del PIB".

Sánchez ha tenido palabras para "la desgracia que está sufriendo el pueblo palestino de Gaza" y ha recordado las altas tasas de pobreza infantil en España y ha asegurado que el PSOE dará "lo mejor de sí mismo".

Así, ha recalcado que se impondrá a sí mismo el alto "nivel de exigencia" que los socialistas siempre tienen con sus líderes. "Tengo ilusión, tengo ganas, tengo ideas, tengo fuerza", ha proseguido, convencido de que también el PSOE tiene "ganas de recuperar su ilusión de triunfo".

 

Noticias relacionadas