Sánchez de la Iglesia inicia el proceso administrativo para reclamar los documentos a la Generalitat

Policarpo Sánchez de la Iglesia

El investigador Policarpo Sánchez de la Iglesia ha remitido al Registro General de la Subdelegación del Gobierno un escrito de 1.300 folios solicitando que se cumpla la Ley y la Generalitat acate la sentencia del Tribunal Constitucional. 

Tal y como había anunciado, el investigador Policarpo Sánchez de la Iglesia ya ha dado los pasos legales para que la Generalidad de Cataluña devuelva al Archivo de Salamanca la documentación que recibió ilegalmente y el pasado martes presentó en el Registro General de la Subdelegación del Gobierno un escrito, dirigido a la Dirección General de Patrimonio Cultural de la Generalidad de Cataluña, y al que se acompañan 1.300 folios con la relación de los documentos, fondos documentales y otros efectos entregados a la Generalidad de Cataluña, solicitando que ésta cumpla la Ley y acate la sentencia del Tribunal Constitucional. 

 

Estes es un primer paso acudiendo a la vía administrativa esperando la reacción positiva del Gobierno de la Generalitat, algo que no parece factible a tenor de la trayectoria y la posición que ha mantenido durante todo este proceso. Si es así, y en un plazo que se estima de tres meses, el Gobierno se niega a devolver los documentos será cuando Sánchez de la Iglesia acuda a los tribunales de justicia, concretamente a la  Audiencia Nacional. 

 

En el escrito, el investigador exige y explica lo siguiente:

 

I.- La inmediata devolución al Archivo General de la Guerra Civil, con sede en Salamanca (Centro Documental de la Memoria Histórica), de todos los documentos, fondos documentales y otros efectos transferidos a la Generalidad de Cataluña ilegalmente, al no haber sido incautados en Cataluña y en los términos previstos en la Ley 21/2005.

 

II.- La inmediata devolución al Archivo de Salamanca de todos los documentos, fondos documentales y otros efectos transferidos a la Generalidad de Cataluña que no hayan sido restituidos a sus propietarios originarios o a sus sucesores. Esto es así porque, en palabras del Tribunal Constitucional, “la transferencia de los documentos (a Cataluña) se produce a los efectos de ser restituidos” a sus titulares.

 

Los documentos que no hayan sido restituidos a sus legítimos propietarios siguen integrando un archivo de titularidad estatal, por lo que no cabe otro lugar de depósito que no sea el Archivo de Salamanca, creado ex profeso para la custodia de este tipo de documentos y efectos, y en el que se encontraban antes de su traslado.

 

III.- Así mismo, exigimos la inmediata devolución al Archivo de Salamanca de todos los documentos, fondos documentales y otros efectos que han sido entregados a quienes no son sus propietarios o sucesores, a cambio de que aceptasen su depósito en el Archivo Nacional de Cataluña. Para poder comprobar la magnitud de este fraude, solicitamos que se nos entregue copia, debidamente autenticada, de las actas de entrega de documentos y otros efectos a quienes hayan acreditado ser sus legítimos titulares, o sus sucesores.

 

IV.- Puesto que se ha hecho una digitalización defectuosa en algunos de los documentos enviados a Cataluña, y otros muchos ni siquiera han sido copiados, exigimos que se trasladen al Archivo General de la Guerra Civil todos aquellos documentos y demás efectos que, cumpliendo los requisitos para su restitución a terceros, no hayan sido digitalizados en su integridad, a fin de que quede depositada en el Archivo una copia auténtica, en los términos previstos legalmente.

 

V.- Reitero mi más firme voluntad de acudir a cuantas instancias sea preciso para salvaguardar el cumplimiento de la Ley y la integridad del Archivo General de la Guerra Civil Española. 

 

Policarpo Sánchez de la Iglesia asegura que está preparado para un proceso largo "aunque no tan largo como lo ha sido el anterior, tengo claro y le digo a todo el mundo que los plazos van a ser más cortos". "Hemos remitido un escrito en el que cubrimos todas las rendijas por las que se quieran escapar, así que estamos muy seguros de lo que estamos haciendo", señala y asegura que llegará "hasta el final, que nadie lo dude".