San Siro marca el inicio del sueño europeo rojiblanco

Balotelli, el jugador que a priori temen más los jugadores del Atlético

Un Atlético invicto en Europa busca encarrilar su pase frente a un Milan plagado de bajas, irregular y que apela a su historia.

 

POSIBLES ALINEACIONES

AC MILAN: Abbiati; De Sciglio, Rami, Mexès, Abate; Poli, De Jong, Essien, Kaká, Taarabt; y Balotelli.

ATLÉTICO DE MADRID: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Insúa; Gabi, Mario Suárez, Koke, Arda Turan; Raúl García y Diego Costa.

ÁRBITRO: Pedro Proença (POR).

ESTADIO: San Siro.

HORA: 20.45/Canal+ Liga de Campeones.

El Atlético de Madrid visita este miércoles --20.45 horas/Canal+ Liga Campeones-- el prestigioso estadio de San Siro para enfrentarse al AC Milan en la ida de los octavos de final de la Liga de Campeones, en un choque en el que los rojiblancos parten como favoritos según la trayectoria de ambos equipos en esta temporada, aunque el conjunto italiano es un histórico de la competición y está dispuesto a presentar batalla.

Cinco años después de caer ante el Oporto, el Atlético llega a la cita europea de octavos con el papel de favorito para el pase y de serio aspirante a llegar lejos en la 'Champions', condiciones que deberá refrendar ante el segundo conjunto más laureado de la competición, inmerso en un mal momento deportivo, pero dispuesto a cambiar el 'chip' y ofrecer su mejor cara europea.

Los de Diego Pablo Simeone quieren trasladar su rocosidad y solidez al torneo continental, al que retornan después de haber firmado una óptima primera fase de grupos y con las buenas sensaciones recobradas tras la sencilla victoria por 3-0 en la última jornada de Liga ante el Valladolid, donde apenas tuvo desgaste con dos goles tempraneros.

De este modo, el Atlético puso fin a su minicrisis, con tres derrotas seguidas sin marcar y encajando siete goles, aunque dos vinieron en la Copa del Rey ante el Real Madrid. Ahora, tocará cambiar la mentalidad para afrontar las siempre engañosas salidas en Europa, con el añadido del peso histórico de su rival. En este sentido, los futbolistas 'colchoneros' están convencidos de que la eliminatoria está más igualada de lo que hablan los números y no se fían de un irregular Milan que marcha noveno en la Serie A a 31 puntos de la Juventus.

Simeone, que vive un partido especial ya que militó en las filas del eterno rival 'rossonero', el Inter de Milán, no hizo excesivas rotaciones en el choque ante el Valladolid y pedirá concentración a sus hombres para sacar el mejor resultado posible para sentenciar en su fortín del Vicente Calderón.

El 'Cholo' no tiene previsto hacer experimentos y lo fiará todo a su once más típico, únicamente alterado por las bajas de Tiago y Filipe Luis, sustituidos por Mario Suárez y Emiliano Insúa, respectivamente. El madrileño formará el centro del campo con el capitán Gabi, Koke y el turco Arda Turan, con Diego esperando en esta ocasión en el banquillo en busca de encontrar su mejor versión.

La otra duda del argentino será si confía en el recién renovado Raúl García, inspirado de cara a la portería rival, u opta por David Villa, que gozó de algunos minutos el pasado sábado tras superar una lesión muscular, para acompañar a un Diego Costa dispuesto una vez más a ser la gran referencia ofensiva y un quebradero de cabeza para una defensa que no ofrece excesiva seguridad pese al refuerzo de Rami.

MUCHAS BAJAS Y LA AMENAZA DE BALOTELLI

El exvalencianista es uno de los cambios de un Milan, que a nivel deportivo apenas ha variado su rumbo desde la fecha del sorteo pese a la llegada al banquillo de Clarence Seedorf, que tampoco ha logrado, de momento, enderezar el rumbo en la Serie A ni de evitar el adiós en la Copa de Italia, por lo que la Liga de Campeones, la "casa" del equipo según el exjugador rojiblanco italiano Demetrio Albertini, es la última vía de escape para evitar un enorme fiasco.

Para ello, el técnico holandés, que sabe lo que es ganar el torneo como jugador de tres clubes distintos -Ajax, Real Madrid y Milan-, confía en que San Siro recupere el ambiente de las viejas ocasiones y el equipo muestre su verdadero potencial, como sucediese por ejemplo el año pasado cuando fue capaz de batir por 2-0 al FC Barcelona en la misma ronda.

No obstante, Seedorf no podrá contar, en su debut en la competición como entrenador, con los sancionados Montolivo, clave a la hora de tener la pelota y buscar soluciones ofensivas, y Muntari, ni con los lesionados Crisante, Robinho y El Shaarawy. Además, son duda Emanuelson, Bonera, Zapata y Kaká. El exmadridista está ansioso por jugar, pero su técnico no tiene tan claro su estado de cara a un partido de mucha exigencia física, aunque las bajas podrían forzar su presencia.

Además, tampoco puede jugar el japonés Keisuke Honda, ya que lo hizo con el CSKA antes de recalar en las filas 'rossoneri'. Con este panorama y privado de la mayor parte de sus jugadores más creativos, a Seedorf le quedará la bala de Balotelli, capaz de lo mejor, como el gol que dio la victoria el pasado viernes ante el Bolonia, y de lo peor, pero ansioso de reivindicar su mejor versión, esa que aparece de vez en cuando y que es la que puede 'derribar' la fortaleza rojiblanca atrás.