San Mamés casi se le atraganta al FC Barcelona

La magia culé en los últimos metros fue clave para abrir la lata, pero no volvió a acertar. El Athletic mejoró enteros con respecto a su puesta en escena en El Molinón, pero la exigencia del encuentro, a estas alturas de agosto, le hizo quedarse a medias en sus buenas intenciones. 

 

FICHA DEL PARTIDO

 

ATHLETIC CLUB: Iraizoz; De Marcos, Bóveda, Laporte, Balenziaga; Iturraspe (Vesga, min.62), Beñat, Eraso (Raúl García, min.62); Aduriz, Susaeta (Muniain, min.76) y Williams.

 

FC BARCELONA: Ter Stegen; Sergi Roberto, Piqué, Umtiti (Mascherano, min.71), Jordi Alba; Busquets, Rakitic, Denis Suárez (André Gomes, min.71); Messi, Arda (Rafinha, min.84) y Luis Suárez.

 

GOL:

 

0 - 1, min.21, Rakitic.

 

ÁRBITRO: Mateu Lahoz (C. Valenciano). Amonestó a Susaeta (min.45), Eraso (min.62), Beñat (min.83) y Balenziaga (min.90) por parte de Athletic. Y a Umtiti (min.10), Busquets (min.38), Luis Suárez (min.38) y Sergi Roberto (min.59) en el Barcelona.

 

ESTADIO: San Mamés.

El FC Barcelona se llevó los tres puntos (0-1) de San Mamés gracias a un solitario gol de Ivan Rakitic en la primera mitad ante un Athletic Club que vendió cara su piel, en una segunda jornada de LaLiga Santander que pese a todo mantiene invicto al conjunto azulgrana y sin puntos al cuadro vasco.

 

A pesar de frotar la lámpara a los 20 minutos para ponerse por delante, el Barça no supo sentenciar a un Athletic con la obligación de dar un paso al frente tras su mala imagen en pretemporada y hace una semana ante el Sporting. El conjunto culé sumó una nueva victoria, tras el 6-2 ante el Betis, para seguir en lo alto de la tabla, pero terminó sufriendo en un final abierto.

 

La magia culé en los últimos metros fue clave para abrir la lata, pero no volvió a acertar. El Athletic mejoró enteros con respecto a su puesta en escena en El Molinón, pero la exigencia del encuentro, a estas alturas de agosto, le hizo quedarse a medias en sus buenas intenciones. Un equipo sin novedades en sus líneas que tiene de momento fuera de tono a sus mejores armas.

 

El dominio repartido hizo que ambos equipos mostraran sus cartas. Sin embargo, las azulgrana fueron las que marcaron las diferencias. Desde el primer minuto Rakitic y Messi recuperaron una conexión casi perdida el pasado curso y se encargaron de destapar la maquinaria de Luis Enrique. Los primeros acercamientos no intimidaron a un Athletic con las ideas claras y que entró en acción tras 10 minutos de agobio.

 

La presión bilbaína propició el dominio de los de Valverde. Una superioridad estéril, sin excesivo criterio cerca del área de un Ter Stegen también protagonista. El meta alemán se estrenaba después de ganar la 'guerra' con Claudio Bravo en el escenario de uno de sus malos recuerdos, el año pasado en la Supercopa de España que se adjudicó el Athletic.

 

Con el objetivo de guardar la posesión, el balón pasó en muchas ocasiones por un Ter Stegen que propició la mejor ocasión de los locales, con un regalo que Beñat no supo aprovechar a los 10 minutos y que salvó el alemán con la cara. Fue el borrón casi anecdótico de un portero que demostró criterio y calidad para cumplir con las exigencias de su técnico.

 

Con una presión de verano, los de Valverde no provocaron más fallos en un Barça que, pese jugar pausado, encontraba salida con criterio y mucho peligro. La salida culé puso en aprietos la meta de Iraizoz aunque al descanso, y a la postre a los 90 minutos, sólo acertaron en el minuto 21. Empezando por la derecha, terminando en la izquierda, un centro de Arda encontró la cabeza de Rakitic.

 

SUSPENSE HASTA EL FINAL

 

Le costaba replegar al Athletic, solventar las llegadas de segunda línea del rival, y antes del descanso Messi regaló el segundo a Arda, pero el turco perdonó. Pese al desgaste, los 'leones' aguantaron en el partido, pagando la factura de la presión pero encontrando refuerzo en los cambios a la hora de encuentro. La entrada de Raúl García y Vesga coincidió con dos ocasiones locales.

 

El navarro y Williams recordaron a Luis Enrique la necesidad de mover ficha. La entrada de André Gomes, que hizo su debut en liga, y de Mascherano no cambió el guión de un Barça que no supo matar el partido. Messi falló a su cita con el gol y Luis Suárez perdonó también en buenas acciones de contragolpe. Con el Athletic volcado, la incertidumbre mandó en los últimos minutos.

 

Ahí San Mamés llegó a cantar el gol de Beñat de falta, pero el balón golpeó la red por fuera. La afición local también vio con buenos ojos el acecho de un Muniain que saltó al campo en la recta final y que pidió penalti de Rakitic. El cuadro culé cumplió expediente para marcharse al parón por selecciones en lo alto de la tabla, mientras que el Athletic repite su inicio a cero del año pasado.