San Esteban acoge el Vía Crucis de la Hermandad Dominicana

El convento de San Esteban acogió un año más el tradicional Vía Crucis de la Hermandad Dominicana del Santísimo Cristo de la Buena Muerte, Nuestro Padre Jesús de la Pasión, Nuestra Señora de los Dolores y Nuestra Señora de la Esperanza.
Tribuna

Como en años anteriores las estaciones comenzaron en la capilla de la hermandad, para seguir por el atrio de San Esteban y plaza del Concilio de Trento en una marcha presidida por la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Pasión que fue portada por los hermanos de la Hermandad que acudieron vestidos con traje oscuro para dar mayor solemnidad al acto.

En esta ocasión, el Vía Crucis contó con la participación de Proyecto Hombre, asociación con la que la hermandad ha colaborado en varias ocasiones.

Pasión y Muerte de Jesucristo
La Hermandad Dominicana recorrió la Pasión y Muerte de Jesucritos en su camino al Calvario a través de la lectura de 15 estaciones desde la primera en la que Jesús es condenado a muerte hasta la última sobre su resurrección. La hermandad dominicana tiene dos sedes canónicas, el Convento de San Esteban, donde celebra cada año el Vía Crucis y la Capilla del Santísimo Sacramento de la Catedral Nueva de Salamanca. Su desfile procesional tiene lugar en la madrugada del Viernes Santo y desde sus orígenes la Hermandad y su desfile se han caracterizado por su inspiración en la estética andaluza, también participa en la Vigilia Pascual que se celebra en San Esteban la noche del Sábado Santo.