San Cristóbal bendice a coches y camiones con un año más de circulación bajo su amparo

Decenas de vehículos participan en la tradicional misa y bendición de San Cristóbal a los profesionales de la carretera.

Decenas de vehículos, algunos de ellos especialmente engalanados, han acudido hoy a la tradicional bendición de San Cristóbal, que ha premiado a todos ellos con una 'póliza' extra a salvo de accidentes vigente durante los próximos doce meses, hasta que en julio de 2017 se renueve la tradición. El acto ha estado presidido por el calor en una día 100% veraniego que ha facilitado la presencia de participantes.

 

La ceremonia ha arrancado a las 12.00 horas con una misa en el Colegio de San Agustín a cargo del obispo de Salamanca, y a la que han acudido representantes de la corporación municipal, en concreto, del PP y de Ciudadanos, además de otras autoridades. Tras el oficio, el obispo y el párroco han procedido a salir a la puerta, donde esperaban estacionados en el aparcamiento del pabellón de Würzburg numerosos vehículos. 

 

Tras desestimar el uso de una sombrilla de la conocida marca KAS, y que no era suficientemente alta, el obispo Carlos López y el párroco organizador han salido a pie de carretera para ir recibiedo a los vehículos que pasaban. Algunos de ellos habían acudido exprofeso y se notaba por la cuidada decoración de los camiones, varios adornados con flores; había varios taxis, también profesionales de la carretera; ha llamado también la atención la presencia de varias unidades del popular Seat 600 o un Citroën 2CV transformado; y hay que añadir la participación 'involuntaria' de conductores que circulaban por ese lugar y que han recibido también la bendición.

 

Una vez recibían el agua bendita, los participantes pasaban para engrosar una caravana que ha recorrido la ciudad a golpe de claxon.