Samsung deberá pagar 290 millones de dólares a Apple por violación de patentes

Un jurado de Estados Unidos ha determinado este jueves que Samsung Electronics debe pagar a Apple 290,45 millones de dólares (215 millones de euros) por violar la patente del iPhone, en una decisión que rebaja en unos 100 millones de dólares la multa impuesta inicialmente.

Apple y Samsung han estado enfrentadas en los tribunales durante más de dos años. En 2012, a Apple se le otorgaron más de 1.000 millones de dólares después de que convenciera a un jurado de que Samsung copió varias características del iPhone y detalles de diseño del teléfono.

 

En marzo, la jueza de distrito estadounidense Lucy Koh ratificó unos 600 millones de dólares de esa sentencia pero ordenó un nuevo juicio sobre el resto de la multa, argumentando que se habían cometido algunos errores en sus cálculos.

 

En relación a la cantidad restante, debatida durante esta última semana en un tribunal de San José (California), Apple había solicitado 379,8 millones de dólares, mientras que Samsung argumentó que sólo debía pagar 52,7 millones de dólares.

 

Finalmente, el jurado ha cifrado este jueves en 290,45 millones de dólares la cantidad que debe pagar Samsung, que se suma a los 600 millones ya establecidos.

 

Una portavoz de Apple, Kristin Huguet, se ha mostrado satisfecha por el resultado del último juicio pero ha subrayado que la denuncia no tenía sólo un componente económico. "Se trata de la innovación y el trabajo duro que supone inventar productos queridos por la gente", ha dicho.