Saloro presenta a Javier Iglesias su proyecto de explotación de la mina de wolframio

La empresa tiene previsto dar trabajo a 110 personas cuando se ponga en marcha la actividad de la explotación minera
El apoderado general de la compañía minera Saloro, Stephen Nicol, se ha reunido hoy con el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, con el fin de presentarle el proyecto de extracción de wolframio que la empresa pretende poner marcha en una mina del término municipal de Barruecopardo.

Esta reunión, en la que también ha estado presente Jesús María Ortiz, alcalde de Barruecopardo y diputado delegado de Agricultura, Ganadería y Ferias, forma parte de una ronda de encuentros que el apoderado general de Saloro está manteniendo con las autoridades de Salamanca para informarles sobre los detalles del proyecto y responder cualquier pregunta que les pueda surgir al respecto.

La reunión con Javier Iglesias tuvo lugar un día después de la firma del convenio de colaboración entre la compañía minera Saloro y el Ayuntamiento de Barruecopardo, por el que Saloro se compromete a aportar al presupuesto del Ayuntamiento 100.000 euros anuales, en concepto de tasas y arbitrios municipales. Si éstos no alcanzaran dicha cantidad, la minera realizaría una contribución económica adicional hasta completar los 100.000 euros. Además, la compañía pagará al Ayuntamiento de Barruecopardo 270.000 euros en concepto de anticipo de la contribución económica adicional. La empresa tiene previsto dar trabajo a 110 personas cuando se ponga en marcha la actividad de la explotación minera.

Sobre el proyecto de wolframio en Barruecopardo
La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró. Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea.

Saloro ha liderado un amplio proceso de investigación y estudios de campo en la zona durante los últimos siete años. Como resultado, la compañía ha demostrado la viabilidad y fortaleza técnica y económica de su proyecto minero en Barruecopardo. Una vez obtenida la aprobación, este proyecto estaría en disposición de producir entre el 10 y el 12% de wolframio mundial, no procedente de China –lider mundial de producción de este mineral, con el 85% de la cuota de mercado.