Saloro firma la opción a alquiler de los caminos vecinales con el ayuntamiento de Barruecopardo

Unido a los últimos acuerdos suscritos entre la compañía minera y el consistorio, Saloro aportará cerca de 120.000 euros anuales al presupuesto municipal durante los próximos nueve años.

El director general de la compañía minera Saloro, Stephen Nicol, ha firmado con el alcalde de Barruecopardo, Jesús María Ortiz -en la oficina comarcal de la Diputación en Vitigudino- un acuerdo mediante el cual adquiere la opción de arrendamiento de los caminos vecinales ubicados dentro del territorio de la mina de wolframio de la localidad.

 

Este convenio se hará efectivo una vez que Saloro obtenga todos los permisos necesarios para comenzar a trabajar en el yacimiento.

 

Esta alianza permitirá, asimismo, un desarrollo adecuado del proyecto minero; los caminos vecinales forman parte del terreno que ocupará la mina. Saloro garantizará la seguridad del tráfico rodado y peatonal por la zona construyendo un camino alternativo a los ya existentes –de libre tránsito para los vecinos-, ya que haría uso de ciertos tramos de los tres caminos vecinales y el sendero turístico Ruta del Huebra que atraviesan el área que comprende el yacimiento. De este modo, la compañía se compromete a no dejar incomunicada la zona y causar así el menor perjuicio a los vecinos de la zona.

 

En términos globales, el Ayuntamiento de Barruecopardo percibirá una suma total de alrededor de 120.000 euros anuales durante los próximos nueve años en concepto de tasas y arbitrios municipales, arrendamiento de terrenos municipales y de los mencionados caminos vecinales de la localidad.  

 

Por medio de estos convenios de colaboración, la compañía minera no sólo está realizando contribuciones económicas directas al municipio sino que también se compromete a favorecer el desarrollo socioeconómico futuro de Barruecopardo –creación de empleo y contratación de servicios a nivel local necesarios para la puesta en marcha de la mina de wolframio.

 

 

Sobre el proyecto de wolframio en Barruecopardo

La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró.  Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea.

 

Saloro ha liderado un amplio proceso de investigación y estudios de campo en la zona durante los últimos siete años. Como resultado, la compañía ha demostrado la viabilidad y fortaleza técnica y económica de su proyecto minero en Barruecopardo. Una vez obtenida la aprobación, este proyecto estaría en disposición de producir entre el 10 y el 12% de wolframio mundial, no procedente de China, líder mundial de producción de este mineral con el 85% de la cuota de mercado.