Saloro explica a los alcaldes de la zona el proyecto de la mina de Wolframio

La empresa y los regidores constituirán un Comité de Comunicación permanente para informar sobre las novedades de la tramitación del proyecto

El director general de la compañía minera Saloro, Steve Nicol, mantuvo hoy una reunión con los alcaldes de los pueblos vinculados con la reapertura de la mina de wolframio de Barruecopardo.

 

Este encuentro, que tuvo lugar en Vitigudino, ha servido para informar de primera mano a los regidores municipales sobre el proyecto empresarial que Saloro ha diseñado para el yacimiento minero ubicado en el término municipal de Barruecopardo.

 

La iniciativa se enmarca dentro de la línea de comunicación que Saloro mantiene con el resto de las instituciones provinciales y autonómicas para explicarles el contenido del plan de explotación minera de Barruecopardo, que actualmente está a la espera de recibir los permisos definitivos por parte de la Junta de Castilla y León para empezar a construir la mina.

 

El encuentro ha permitido realizar un intercambio de opiniones e informaciones entre los alcaldes del ámbito de influencia de la mina y el director general de Saloro, Steve Nicol, fruto del cual se ha llegado al acuerdo de constituir un Comité de Comunicación permanente entre ambas partes, que mantendrá reuniones periódicas en las que Saloro comunicará a los alcaldes las novedades en todas las fases del proyecto.

 

Saloro convocó al encuentro a los alcaldes de Vitigudino, Barruecopardo, Vilvestre, Saucelle, Saldeana, Hinojosa de Duero, Villasbuenas, Cerezal de Peñahorcada, Milano, Valderrodrigo y Bermellar.

 

Sobre el proyecto de wolframio en Barruecopardo

 

La mina de wolframio del municipio salmantino de Barruecopardo comenzó a operar a principios de 1900 y se mantuvo activa hasta 1982, año en el que frenó su actividad y cerró.  Durante este periodo, la mina fue una de las más importantes fuentes de producción de wolframio a nivel europeo; gran parte del mineral era utilizado como materia prima esencial para la industria europea.