SĂłlo 15 conductores, de 2.343 sometidos al control de drogas, dieron positivo en Salamanca

En Castilla y LeĂłn se realizararon mĂĄs de 22.000 controles del 9 al 15 de julio

En la pasada CampaĂąa de Control de Alcohol y Drogas, celebrada entre el 9 y 15 de julio de 2012 en Castilla y LeĂłn, 22.695 conductores han sido sometidos a dichas pruebas para verificar si conducĂ­an habiendo ingerido alguna de estas sustancias. En lo que se refiere a la provincia de Salamanca, de los 2.343 controles realizados 15 dieron positivo, lo que supone un 0,64% de los conductores.

A nivel nacional, de 2.259 conductores que presentaban alguna sintomatologĂ­a, mĂĄs de la mitad (1.304) dieron positivo a algĂşn tipo de droga ilegal, lo que implica al 56% de los conductores.
Este mismo porcentaje se refleja en el centenar de controles realizados durante la semana pasada, en los que uno de cada dos conductores, que, aunque dieron negativo a alcohol, presentaba algĂşn tipo de sintomatologĂ­a. A estos se les sometiĂł a la prueba de detecciĂłn de control de drogas al volante y dieron positivo.

El cannabis y la cocaĂ­na son los dos tipos de drogas mĂĄs comunes detectadas entre los conductores, seguidas de los opioides, metanfetamina y anfetaminas.
Los conductores que dieron positivo incurrieron en una infracciĂłn muy grave que supone una sanciĂłn administrativa de 500 euros y la pĂŠrdida de 6 puntos. AdemĂĄs, uno de los conductores que fue sometido a controles durante la semana pasada presentaba sintomatologĂ­a evidente de conducir bajo la influencia de sustancias psicoactivas, por lo fue puesto a disposiciĂłn judicial imputado por un delito contra la seguridad vial.

Los 22.695 controles realizados por los agentes de TrĂĄfico de la Guardia Civil han tenido lugar todos los dĂ­as de la semana, a cualquier hora y en cualquier vĂ­a.

Como ya anunciĂł el Ministro del Interior en la presentaciĂłn de la campaĂąa, la generalizaciĂłn de estos controles preventivos de drogas tienen por objeto reducir los accidentes en carretera provocados por el consumo de sustancias estupefacientes de los conductores y crear una mayor concienciaciĂłn entre los conductores de que conducir tras el consumo y bajo los efectos de las drogas, no sĂłlo afecta a las capacidades de conducir sino que incrementa entre un 2 y 7 veces la probabilidad de provocar o sufrir un accidente de trĂĄfico.

A pesar de que la campaĂąa de concienciaciĂłn y vigilancia de control de alcohol y drogas al volante ha finalizado, los agentes de la AgrupaciĂłn de TrĂĄfico de la Guardia Civil seguirĂĄn realizĂĄndolos de igual forma a como vienen actuando en los controles de alcohol en carretera.