Salida de pista letal...

Fernando Alonso saldrá duodécimo en Melbourne tras salirse del circuito
Las 'flechas' plateadas de McLaren-Mercedes han dado el golpe inicial en el Mundial de Fórmula 1 dominando con autoridad la sesión de calificación del Gran Premio de Australia, con 'pole' para Lewis Hamilton por delante de Jenson Button, mientras que Fernando Alonso (Ferrari) partirá duodécimo tras salirse de la pista en la Q2 y Sebastian Vettel (Red Bull), sexto.

Tras una temporada 2011 muy difícil para Hamilton, el británico ha comenzado de la mejor manera posible el año en el que desea redimirse, al marcar el mejor tiempo (1:24.922) por delante de Button (1:25.074). Quitadas las máscaras que las escuderías se ponen en pretemporada, McLaren se ha revelado como el equipo más fuerte en esta toma de contacto inaugural y copará la primera línea de la parrilla por primera vez desde 2009.

La fortaleza de las 'flechas plateadas' contrasta con la pésima sesión de calificación protagonizada por Ferrari, ya que ni Alonso ni Felipe Massa pudieron acceder a la Q1 en la que competían los diez mejores.

Al inicio de la Q2, el piloto español sufrió una salida de pista en la primera curva cuando rodaba para marcar el quinto mejor tiempo, lo que provocó que la bandera roja ondeara durante cinco minutos. Alonso tuvo tiempo de volver al asfalto y marcar un tiempo de 1:26.494 que le hacía soñar con la Q1, pero finalmente fue desbancado por Pastor Maldonado (Williams) y Nico Hulkenberg (Force India). Peor le fueron las cosas a Massa, que saldrá decimosexto (1:27.497).

Por su parte, el vigente bicampeón mundial Vettel, que el año pasado selló una nueva plusmarca de 'poles' en una temporada (15), solo pudo alcanzar la sexta posición justo por detrás de su compañero de equipo Mark Webber. El resultado es sorprendente para Red Bull, que en 2011 se llevó 18 de las 19 'poles' del curso y que este domingo no tendrá un piloto en primera línea por primera vez desde el Gran Premio de Italia 2010.

Por delante de los dos pilotos de Red Bull se coló Michael Schumacher (Mercedes). El heptacampeón mundial ya mostró en los entrenamientos libres que su equipo ha dado un paso adelante este año y el séptimo puesto de Nico Rosberg en la parrilla de la prueba australiana lo confirma.

Sin embargo, la gran sorpresa de la jornada fue Romain Grosjean (Lotus), que se llevó la tercera posición con un tiempo de 1:25.302, rendimiento totalmente opuesto al de su compañero de equipo Kimi Raikkonen, que en su primera calificación tras dos años apartado del Mundial solo pudo concluir decimoctavo tras perder el control del monoplaza en su vuelta más rápida.

Además, la escudería española HRT repitió lo ocurrido el año pasado en el circuito de Melbourne y ninguno de sus dos pilotos se clasificó para disputar la carrera. Tanto P22 Pedro Martínez de la Rosa (1:33.495) como Narain Karthikeyan (1:33.643) violaron la regla del 107 por ciento respecto al mejor crono en la primera sesión y no podrán tomar la salida.