"Salamaq es como montar en bicicleta: si te quedas parado, te caes"

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias.

De la "subasta de película" a los acuerdos "de buena tinta".

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, ha dejado como es costumbre algunas frases curiosas en su balance de la agropecuaria de septiembre, una cita ante los medios en la que siempre dispone de epítetos variados que adornan el triunfalismo del balance año tras año, aunque las cifras y el desarrollo de la feria no haya variado en sus últimas ediciones.  A pesar de ello, ha hablado de "una feria agropecuaria que una vez más ha sido un éxito" y de "objetivo cumplido".

 

Este año la subasta de ganado del último día se lo ha puesto en bandeja. "Ha sido una subasta de película", ha dicho sobre el resultado del evento, al que no ha acudido, y que ha superado los 450.000 euros de recaudación. "Jamás se ha visto en Salamanca y probablemente en España un precio así", ha añadido.

 

No han faltado las frases que resumen su apreciación sobre el resultado de la feria. "Como suelo hacer habitualmente, visitó a bastantes profesionales que han mostrado una satisfacción muy importante", ha dicho sobre este sector; o "ya sabemos de buena tinta de acuerdos sustanciales" sobre el encuentro de empresas e importadores.

 

En cuanto a las alabanzas a la feria, han ido en la línea de ensalzar las vías estratégicas de su organización. Este año la palabra clave es "excelencia", "que es la clave del éxito", y que ya salió en la presentación oficial que hizo ante los medios; el enfoque hacia los profesionales, "nuestro éxito es el éxito de los profesionales"; y la apuesta por la I+D+i "que va cuajando". Y por encima de todo, el leit motiv de este año: "que la gente venga a conocer el sector primario". Un empeño, el de acercar el mundo rural al urbano, que es la nueva idea-fuerza de Iglesias para Salamaq.

 

Lo mejor ha venido al preguntarle sobre el nivel de satisfacción que siempre muestra a pesar de que la feria es similar cada año y que algunas cifras son inferiores. "Estamos satisfechos con el balance general", asegura Iglesias, que considera necesario seguir en la misma línea: "Salamaq, como la vida misma, es como montar en bicicleta: si te quedas parado, te caes"