Salamaq 2015, pitos, abucheos y protestas en su inauguración

Javier Iglesias, abucheado en su discurso (Foto: Carlos Perelétegui)
Ver album

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, la consejera Milagros Marcos y la ministra García Tejerina recibieron los pitos y el rechazo de los ganaderos de leche de la Alianza UPA-COAG.

Salamaq 2015 ha estrenado su primera jornada entre abucheos, pitos y protestas por parte de los ganaderos del sector lácteo de la Alianza por la Unidad del Campo que forman UPA-COAG. Así, desde que iniciasen su protesta por la mañana a las puertas del recinto ferial, han esperado hasta la llegada de la ministra García Tejerina en la inauguración del certamen para dar rienda suelta a sus protestas.

 

Así, a su llegada, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, se ha llevado la primera gran pitada de la tarde que le ha llevado al interior del pabellón central donde los abucheos no han parado. Acto seguido, se ha procedido al tradicional acto de inauguración y el primero que ha recibido las iras de los allí presentes ha sido el presidente de la Diputación, Javier Iglesias, quien no ha sabido salir del paso y los nervios le atenazaban ante la presión.

 

De hcho, y durante un momento de su intervención con un discurso vacío de contenido, ha espetado: "Pedimos un poco de respeto... porque hacemos esta feria con mucho cariño". Este hecho ha levantado aún más los ánimos de los allí presentes hasta que Javier Iglesias pudo, por fin, terminar su intervención.

 

Después fue el turno para la consejera Milagros Marcos, quien también fue abucheada por los ganaderos para los que también tuvo palabras indicando que es necesario un "diálogo y unión con los profesionales del sector lácteo".

 

La ministra habla con miembros de las Brif que protestaron en la feria Agropecuaria (Fotos: Carlos Perelétegui)

 

Por último, Isabel García Tejerina también contó con otra pitada, especialmente cuando se refirió a la situación actual del sector lácteo indicando que el Gobierno hará todo lo que estén en su mano para arreglar esta situación.

 

Trabajadores de Ifesa y del Brif protestaron en Salamanca junto a Ganemos por las minas de uranio