'Salamancazo' de Girona que deja KO a Avenida

El conjunto dirigido por Ramón Jordana dio la primera sorpresa de la Liga al doblegar a las charras en Würzburg para iniciar la competición.

FICHA DEL PARTIDO

 

56 PERFUMERÍAS AVENIDA (12+17+13+14): Marta Fernández (17), Marta Xargay (3), Vanessa Blé (0), Shay Murphy (5), Angelica Robinson (6) -cinco inicial- Leonor Rodríguez (0), Tamara Abalde (0), Paola Ferrari (7), Mariona Ortiz (5), Marija Rezan (13), Anna Montañana (0).

 

64 SPAR CITYLIFT GIRONA (14+14+23+13): Chambers (2), Carbó (6), Jordana (9), Ibekwe (20), Gidden (20) -cinco inicial- Cutrinas (0), Freixanet (2), Kuktiene (5).

 

ÁRBITROS: Pinela y González. Eliminadas Xargay y Ferrari.

 

INCIDENCIAS: Primer encuentro de Liga disputado en Würzburg.

Ya se señalaba antes de comenzar que éste sería el choque de la jornada y seguramente de la Liga entre el gran favorito a todos los títulos y el aspirante a ‘dar guerra’. Y así se demostró en el primer cuarto con un choque intenso, rápido e igualado. Lo que no se esperaba era el puñetazo sobre la mesa de las gerundenses en Salamanca, con Ibekwe y Gidden haciéndose dueñas y señoras del partido.

 

Avenida comenzó con seguridad desde su exterior gracias a la intensidad de Xargay en los dos campos y la aportación ofensiva de una gran Marta Fernández y Paola Ferrari. El interior lo protagonizaba Rezan de nuevo, como sucedió en la Supercopa, muy superior en envergadura a sus pares.

 

Sin embargo, las salmantinas no lograron abrir hueco en ningún momento, con marcadores ajustados y una Gidden erigiéndose en una auténtica pesadilla para las locales, que no encontraban la manera de pararla.

 

Tras el primer cuarto llegaron los mejores minutos de Avenida, por fin intenso atrás y corriendo el contraataque con sentido. Así hizo daño el equipo local a Girona ganando el cuarto y marchándose al descanso uno arriba (29-28).

 

La reanudación no fue ni mucho menos plácida para el equipo salmantino, que no consiguió parar a la pareja Gidden – Ibekwe de un Girona muy bien plantado en el campo a pesar de ser un conjunto corto, básicamente de seis jugadoras, pero intensas de principio a fin.

 

Por parte de Avenida, solo Marta Fernández tiró de casta para correr y correr los 40 minutos, aunque la más valorada haya sido Rezan, que sufrió demasiado para lo que se espera de ella en la competición doméstica.

 

Con Xargay y Ferrari con cuatro faltas personales  -las dos más intensas en defensa en esos minutos- a Avenida le tocaba sufrir tras un tercer cuarto horrible, ya que en el último parcial lograban anotar, pero no conseguían frenar la sangría de un Girona envalentonado.

 

Ni el aliento del público, que trataba de dar una velocidad más a las suyas, ni los cambios realizados desde el banquillo jugando con dos bases primero, dando entrada a Abalde también o echando mano del carácter de Montañana fueron suficientes para remontar un encuentro que pareció perdido siempre en el último cuarto.

 

La valoración de Ibekwe y Gidden (32+25) ya fue superior a la de todo Avenida (40) firmando ambas dobles figuras  y haciendo daño a Avenida en todas las facetas del juego.

 

Un serio correctivo para las charras que, cierto es, han llegado con algunas de sus armas aún muy verdes, como es el caso de Shay Murphy y que ya deben pensar en el choque del sábado -La Seu- porque la Liga sigue.

Foto: Sara Bayón
Ver album