Salamanca y Valencia son los únicos ‘contendientes’ para lograr la Copa

Fin de plazo. El sábado finalizó el tiempo dado por la Federación para presentar las solicitudes y sólo los dos grandes rivales las han oficializado. DUDA. Hondarribia quiso pero no tuvo el apoyo de su Ayuntamiento
ISABEL DE LA CALLE

La rivalidad entre Ros Casares y Perfumerías Avenida vuelve a hacerse patente una vez más y esta vez lo hace fuera de los terrenos de juego.

Las ciudades de ambos equipos –Valencia y Salamanca– han sido las únicas que han presentado su candidatura oficial en la Federación Española de Baloncesto antes del pasado sábado 31 de julio, fecha fijada como tope.

Interesado en acoger la competición copera –que volverá a disputarse sólo entre cuatro equipos– estuvo también el club vasco del Hondarribia-Irún. Sin embargo, y como asegura a este diario el propio presidente de la entidad, José María Izaguirre, “el Ayuntamiento no nos prestó el suficiente apoyo económico para llevar a cabo el proyecto. De hecho, incluso nos ha rebajado el presupuesto para el próximo año”, reconoce. La idea de Izaguirre era celebrar la competición en el pabellón de Irún, el Artaleku, donde disputa sus encuentros el CD Bidasoa de balonmano, no en el Hondarribia Hondartza donde disputa sus partidos el equipo de baloncesto.

Aun así, Izaguirre asegura que en el futuro seguirán intentándolo, ya que el propio Ayuntamiento de la bella localidad vasca lo ve con buenos ojos.

Por tanto, de nuevo quedan frente a frente Valencia y Salamanca pujando por acoger la competición copera. La ciudad del Tormes la organizó el pasado año, hecho que podría ir en su contra a la hora de ser elegida para éste.