Salamanca y su paradoja: viviendas sin habitantes y habitantes sin vivienda

Un 25,76% del total del parque inmobiliario de Salamanca de nueva construcción no está ocupado. Los años del 'boom' inmobiliario, la crisis y las ansias económicas dejan un escenario de viviendas sin habitantes y de habitantes sin viviendas.

La crisis, las ansias de poder y el 'boom' inmobiliario han dejado en Salamanca un escenario paradójico y contradictorio. Mientras muchas personas son desalojadas de sus casas y otras vivien en la calle, un porcentaje muy elevado de viviendas se encuentran sin habitar. ¿Cómo se explica esta situación?

 

Reconocer la recesión económica suponía asimilar que algo había fallado en el milagro económico. Entre tanto, las promotoras quebraban y las grúas eran abandonadas en medio de ciudades en las que aún podía respirarse los 'aires de nuevo rico'. La crisis de las hipotecas subprime iniciada en EE.UU. durante el verano de 2007 se extendió a los mercados internacionales y, con ello, puso fin a una década en la que el mercado residencial español llegó a contribuir un 21,7% a la economía española en el año 2007.

 

Esta aportación a la producción de bienes y servicios se traduce un récord histórico de solicitudes para el inicio de la vivienda, según el Ministerio de Fomento, que se pusieron en venta en el mercado en un momento en la demanda se encontraba retraída  y los precios tendían a la baja. Desde 2008 en España se han terminado alrededor de 1,56 millones de viviendas de las que una cuarta parte permanece desocupada,  según de desprende del informe Radiografía del Stock de vivienda, elaborado por Tinsa y que recoge Europa Press.

 

Y, como no, Salamanca no es ajena a esta situación ya que cuenta en la actualidad con la friolera de 3.143 viviendas de nueva construcción que están vacías, mientras que son cada vez más los que han sufrido el varapalo de la crisis y que no tienen un hogar en el que resguardarse y deben recurrir a vivir con sus padres o, en el peor de los casos, en la calle.

 

Según el informe de Tinsa, este porcentaje de viviendas de nueva construcción vacías representa un 25,7% del total en Salamanca, por encima del 24,04% de la media regional, superada por León (4.388), Burgos (3.586), Valladolid (4.526) y Ávila (3.788), para un total regional de 25.432 viviendas vacías.

 

De acuerdo con los datos obtenidos por esta empresa de tasación hipotecaria, apenas el 13,9% de las nuevas viviendas vacías aún permanecen en manos de los promotores, mientras que el 86,1% es propiedad de otras organizaciones, en su mayoría bancos, según ha indicado el director de productos y diversificación de Tinsa, Pedro Soria.

 

Sin embargo, mantienen una postura optimista y creen que el stock actual "estará prácticamente liquidado en el primer semestre de 2018.  Según de desprende del informe, desde Tinsa aseguran que los precios aún no se han ajustado y que aún les queda recorrido a la baja en casi un tercio del stock ubicado en las zonas con más actividad constructiva en los últimos años.