Salamanca, única provincia española donde el precio del alquiler aumenta de manera interanual

(Foto: Chema Díez)

Castilla y León se convierte en la séptima comunidad española más barata del país.

El precio de la vivienda de segunda mano en Castilla y León se sitúa en 1.496 euros por metro cuadrado. Eso es lo que indica el portal inmobiliario pisos.com, que destaca además que esta cifra registra un descenso del -1,49% frente al mes de julio de 2013, arrojando la quinta caída más marcada del panorama nacional. Interanualmente, la bajada es del -7,74%, pues el precio por metro cuadrado en agosto de 2012 fue de 1.621 euros. Supone también el cuarto ajuste regional menos significativo.

 

SALAMANCA, ÚNICA PROVINCIA QUE CRECE EN ESPAÑA

 

Por provincias, Palencia (0,01%) ocupa el último puesto en el ranking de incrementos mensuales en España.

 

El resto de provincias castellanoleonesas descienden, destacando Ávila (-3,95%), que marca el tercer descenso más intenso del país. Interanualmente, Salamanca (6,67%) es la única que sube del panorama nacional, mientras que Burgos (-16,59%) es la que más cae de la región y la sexta del cómputo general. En cuestión de precios, la provincia castellanoleonesa más cara es Segovia (1.687 €/m²), mientras que la más barata es Ávila (1.051 €/m²), que es también la quinta más económica de España.


Por su parte, Castilla y León es la séptima autonomía más barata del país, por detrás de Castilla-La Mancha (1.049 €/m²) y Extremadura (1.281 €/m²), entre otras. En cuanto a la vivienda de segunda mano en España, en agosto de 2013 ha registrado un precio medio de 1.749 euros por metro cuadrado, lo que supone un descenso interanual del -11,73%. La bajada frente al mes de julio de 2013 es del -1,41%.

 

La trayectoria a la baja de los precios de la vivienda sigue sin encontrar su punto de inflexión. “Aunque la vivienda ya ha alcanzado niveles asequibles, el resto de condiciones necesarias para la recuperación de la compraventa no son todavía propicias”, asegura Miguel Ángel Alemany, director general de pisos.com.

 

Para el responsable del portal inmobiliario, el entorno laboral y la restricción del crédito empujan los precios a un mayor ajuste: “Si la economía familiar no tiene buena salud, la compra se descarta porque el entorno hipotecario no da confianza”, un aspecto que Alemany explica admitiendo que “las entidades no quieren repetir los errores de ayer”.

 

Debido a los cambios que ha sufrido la financiación, los compradores con ahorro son los que están aprovechando la situación del mercado. El portavoz de pisos.com admite que las operaciones que se están cerrando en estos momentos guardan relación con “viviendas por reformar en el entorno de los 100.000 euros situadas en barrios consolidados y con rentabilidad potencial de cara al alquiler”.

 

Alemany no espera soluciones milagrosas a corto plazo para la vivienda, afirmando que “el proceso de normalización del sector inmobiliario todavía requiere tiempo y compromiso político”.