Salamanca, un placer para los ojos... y la boca

Visitar Salamanca aporta al turismo altas dosis de historia, monumentalidad y cultura. También, ofrece la oportunidad de conocer platos como la chanfaina o las patatas ‘meneas’.

El turismo gastronómico gana adeptos año a año. Son muchos los que viajan en busca de exquisiteces y productos tradicionales que llevarse a la boca. Otros en cambio, visitan la ciudad con los monumentos como principal aliciente, no obstante, suelen caer rendidos a la cocina salmantina.
 
 
Hemos salido a la calle para preguntar a los que nos visitan si conocen nuestros platos más tradicionales y característicos, desde el jamón ibérico hasta la elaborada chanfaina, pasando por el hornazo o las patatas ‘meneas’.
 
 

Esto es lo  que nos han contado...