Salamanca, todavía con 3.667 parados más que al inicio de la legislatura

El nuevo aumento del paro inquieta: ha subido en cuatro de los últimos seis meses. El Ayuntamiento valora que en la capital no se haya incrementado mucho en enero, pero la provincia tiene 3.667 parados más que en mayo de 2011, y la ciudad 1.301 más. La mejoría del paro está estancada desde agosto.

Los datos del paro han dejado lecturas para todos los gustos, pero las cifras siguen siendo tozudas y no justifican algunos cálculos. Pero lo más preocupante es que la tendencia de mejoría en el dato del desempleo registrado sigue mostrándose débil un mes más. La realidad es que Salamanca tiene hoy 1.700 parados más que en el pasado mes de agosto y que la aparente mejora en el dato interanual es producto de la reducción del paro hasta verano de 2014. Y que tanto la provincia como la capital tienen más paro que cuando comenzó la actual legislatura, en mayo de 2011.

 

En el mes de enero de 2015, el número de parados de la provincia aumentó en 168 situándose en los 33.965 inscritos como demandantes de empleo en las oficinas del Ecyl. La cifra es 2.468 personas menor que la de doce meses atrás, en enero de 2014. Y en la capital pasa algo parecido: según el dato ofrecido por el Ayuntamiento de Salamanca (todavía no es público en la web del Ministerio de Empleo), el número de parados inscritos ha bajado en 875 personas en un año; según los datos del SEPE, eran 16.903 en enero de 2014, lo que reduciría la cifra a 16.028.

 

El dato interanual es, hoy por hoy, uno de los más positivos que se pueden ofrecer ya que vive de las rentas de lo que fue un gran primer semestre de 2014. En agosto, el último mes de una larga racha de reducción de paro, el número de inscritos como parados en Salamanca llegó a ser casi 4.000 personas inferior al del mes de enero. Eso ha aumentado el diferencial con respecto a las cifras de doce meses atrás, pero la realidad es que la mejoría se ha estancado. De los seis últimos meses, en cuatro se produjeron aumentos del paro registrado en la provincia, y solo se han salvado agosto y diciembre, dos meses privilegiados en el empleo, pero vinculados a la temporalidad. El resultado es que Salamanca tiene hoy 1.700 parados más que en agosto pasado.

 

Así las cosas, el paro registrado no camina hacia el equilibrio todo lo deprisa que sería deseable. De hecho, si comparamos cómo estaba la situación en el inicio de la legislatura, ni la provincia ni la capital han logrado ponerse en positivo. Salamanca tiene 3.667 parados más que en mayo de 2011 (de 30.298 a 33.965) y la capital está 1.301 por encima de la cifra vigente entonces (de los 14.727 de mayo de 2011 a los 16.028 de enero de 2015).

 

 

INTERPRETACIÓN EN CLAVE POSITIVA

 

A pesar de ello, el Ayuntamiento valoró ayer en una nota que la ciudad de Salamanca tuviera "875 parados menos que hace un año, misma tendencia positiva que, respecto a enero de 2014, registra la provincia de Salamanca (2.468) y Castilla y León (18.070 parados menos)". El gobierno municipal destaca que el aumento de enero supone "la menor subida en un mes de enero desde el año 2007, en un mes tradicionalmente malo para el empleo tras finalizar la temporada navideña. Respecto al mes anterior, y según las cuenas del Ayuntamiento, en Salamanca hay 47 parados más y ha subido en 168 en la provincia y 2.018 en la comunidad autónoma.

 

El Ayuntamiento alude también a una cifra interanual mejor que la de 2013/2014, cifras que "ratifican la mejoría de la situación económica y que se ha frenado la tendencia de la destrucción de empleo desde la aprobación de la reforma laboral".

 

 

ROCAMBOLESCO JUEGO DE NÚMEROS

 

Sin embargo, los sindicatos no comparten este diagnóstico del consistorio salmantino. El secretario provincial de CCOO, Emilio Pérez, ha pedido ser "objetivos con respecto a los datos que se dan mes a mes" porque "es un poco rocambolesco que haya que remontarse a años o lustros atrás para sacar un dato positivo". "El PP y el alcalde de Salamanca tienen que intentar buscar un dato positivo sobre una reactivación económica en Salamanca que no se está produciendo", ha dicho.

 

Según Pérez, la clave ha sido la reforma laboral, creada "para facilitar el despido". "No ha servido para generar ni un solo empleo sino para vaciar las empresas de gente con derechos y sustituirla por jóvenes con la mitad de salario".