Salamanca tiene uno de los pocos cementerios de neumáticos que quedan en España

Este tipo de depósitos existen de forma muy residual -solo unos quince en el país- ya que un Real Decreto de 2005 los prohibió.

En España existen aproximadamente unos 15 depósitos "históricos" de ruedas fuera de uso o 'cementerios de neumáticos' como popularmente se conocen. Esta situación tan residual tiene que ver con la aprobación de un Real Decreto del año 2005 sobre la gestión de este tipo de material que los prohibió.

 

Sin embargo, en la provincia de Salamanca, muy cerca de la capital existe uno de ellos; concretamente en el término municipal de Castellanos de Villiquera. Este vertedero, como los demás que hay en España, comenzaron a ser ilegales porque se exigió a los fabricantes una correcta gestión de los neumáticos cuando terminaba su vida útil. A partir del Real Decreto de 2005 una vez que se deshechan, se trasladan a otras instalación para triturarlos, trocearlos y obtener acero, textil y caucho que se destinan para obra civil.

 

Tras la prohibición por ley de 'olvidarse' de los neumáticos usados, los principales fabricantes de este producto crearon Signus (Sistema de Gestión de Neumáticos Usados), una entidad sin ánimo de lucro encargada de gestionarlos, recogiéndolos de los talleres y trasladándolos a otras instalaciones para clasificarlos.

 

En estos días, este tipo de infraestructuras está tristemente de actualidad después de que el mayor depósito de neumáticos de España -en Seseña- ardiera.