Salamanca tiene una nueva 'pista de los récords': la de Carlos Gil Pérez

Las plusmarcas del fin de semana confirman la sensación de los atletas: la pista cubierta de La Aldehuela nace con estrella. Es la versión siglo XXI de la legendaria pista del Helmántico, que mantiene un ramillete de grandes marcas.

EN PREPARACIÓN UN ACTO PARA DARLE EL NOMBRE DE CARLOS GIL

 

Existe desde hace meses un compromiso para poner a la nueva pista el nombre de Carlos Gil Pérez, el legendario entrenador del atletismo salmantino detrás de los éxitos de Albarrán, Sánchez Paraíso, Rosa Colorado, Frutos Feo o Antonio Sánchez, entre otros. Sin embargo, todavía no se ha llevado a cabo aunque el Ayuntamiento de Salamanca está preparando una cita para rendirle homenaje. La idea es un encuentro de viejas leyendas, acompañado de alguna prueba de velocidad y del acto oficial para poner el nombre a la pista. De momento, el único nombre que luce es el de la empresa que se ocupa de la gestión y que ha rotulado la cristalera a gran tamaño a pesar de que es una instalación municipal y pagada con dinero del CSD y de la Junta.

El atletismo salmantino ha entrado este fin de semana definitivamente en el siglo XXI con el estreno en competición internacional de la flamante pista cubierta Carlos Gil Pérez. Y como si de los mejores tiempos del legendario entrenador se tratara, ha trasladado a este nuevo escenario ese 'algo' que siempre ha tenido el otro gran coliseo del atletismo charro, las pistas del Helmántico y que, hablando de atletismo, no puede ser otra cosa que las marcas. Porque si hay algo que ha caracterizado siempre a Salamanca ha sido su facilidad para protagonizar los grandes registros.

 

La que durante años fue conocida como 'la pista de los récords' ha conseguido contagiar a su 'hermana pequeña' de 200 metros bajo techo su característica más esencial: la de ser una psita rápida. Eso facilitó durante años no sólo el récord del mundo de Javier Sotomayor, que todavía perdura, sino el que fue en su día plusmarca mundial de Jonathan Edwards en triple salto o el mayor salto dado en longitud en España, con la firma de Iván Pedroso, y una ristra de grandes registros en todas las especialidades de velocidad.

 

La conjunción de grandes atletas locales de 60, 100 y 200, la presencia de grandes figuras internacionales para el añorado GP Diputación y la reiteración de pruebas de alto nivel lo hicieron posible. Frutos Feo hizo sus mejores marcas y el ránking está lleno de buenos registros en pruebas de velocidad. Y ahí está todavía el último récord nacional, el de 100 metros, obra de Ángel David Rodríguez en julio de 2008 (10"14); y los vigentes de lanzamiento de peso de Manuel Martínez (21,47 en julio de 2002, el último campeonato de España en Salamanca) o el de 300 que hizo Antonio Sánchez en 1987.

 

 

Ese 'don' para las marcas parece haberse trasladado a la nueva pista cubierta de La Aldehuela. Los récords de España de heptatlón de Pol Vila en categoría juvenil y de pentatlón de Carmen Ramos en categoría júnior y el de España de la misma categoría en 60 vallas hecho por María Vicente durante la competición femenina así lo demuestran. A ello hay que añadir la marca del francés Valentin Charles, 5.666 puntos, que es la tercera de la temporada en Europa en categoría júnior.

 

La clave parece ser la configuración de la pista y de su peralte. El tartán es bastante duro, lo que beneficia la velocidad y que, en cierto modo, es lo que caracterizó durante años a la recta del Helmántico. Aquella estaba muy enfocada a la especialidad más brillante del atletismo salmantino, las pruebas de velocidad, y en cierto modo la nueva de La Aldehuela ha heredado sus cualidades. Ambas están firmadas por Mondo, especialista mundial.