Salamanca, testigo de un acuerdo policial histórico entre Francia y España

Foto: Félix Rivas
Policías franceses y españoles tramitarán conjuntamente la readmisión de extranjeros en situación irregular

Las Policías Nacionales de Francia y España han firmado en Salamanca un acuerdo técnico sobre la readmisión vía aérea de personas en situación irregular para que tramiten los expedientes abiertos independientemente de cuál sea la procedencia del afectado.

 
 
Para hacer efectivo este convenio, las autoridades de ambos países fijan una única autoridad en cada país facultada para decidir sobre las solicitudes y hacer más efectivos los procesos abiertos en distintos puntos del mundo.
 
 
De esta manera, los servicios franceses pueden beneficiarse de la mayor presencia de dependencias españolas en Iberoamérica, y, al revés, los españoles en lugares con más influencia del país galo como la zona de Mauritania o Argelia en África.
 
 
Este acuerdo se ha firmado en el Ayuntamiento de Salamanca, que ha servido de sede de un encuentro entre autoridades policiales galas y españoles, después de una reunión de trabajo.
 
 
La rúbrica la han suscrito el director de Policía de Fronteras de Francia, Frederic Perren, y el comisario general de Extranjería y Fronteras de España, Emilio Baos, ante la presencia del director general de la Policía española, Ignacio Cosidó, y su homólogo francés, Claude Baland.
 
 
Los máximos responsables en materia de fronteras de ambos cuerpos han rubricado este convenio en el contexto la IV reunión del Comité de Planificación y Coordinación Estratégica de Seguridad Interior Hispano Francés.
 
 
Durante el 2012 se tramitaron más de 7.454 solicitudes de readmisión entre ambos países, según los datos aportados durante el acto en el Ayuntamiento de Salamanca, donde ha estado el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, quien ha invitado a Ignacio Cosidó y Claude Baland a firmar en el libro de Oro de Salamanca.
 
 
MEJORAS EN LA READMISIÓN
 
La firma de este convenio responde al deseo de España y Francia de “facilitar y hacer más efectiva” la ejecución del acuerdo suscrito por ambos estados sobre la readmisión de personas en situación irregular, firmado en Málaga en noviembre de 2002.
 
 
El acuerdo técnico, establece la Unidad Central de Fronteras de la Comisaría General de Extranjería y Frontreras de la Policía Nacional como única autoridad en España con capacidad para decidir sobre las solicitudes de admisión.
 
 
Por parte del país vecino será la Direction Centrale de la Police Aux Frontières la responsable única de tramitar estos procesos.
 
 
El convenio mantiene nueve aeropuertos como puntos de entrega de readmitidos, cinco en territorio francés (Paris-Charles de Gaulle, Paris-Orly, Lyón-Saint Exupéry, Marsella-Provence y Toulouse-Blagnac), y cuatro en territorio español (Madrid-Barajas, Barcelona-El Prat, Valencia-Manises, Málaga-San Julián).
 
 
Además se suprime “la readmisión inmediata en frontera”, establecida para nacionales de terceros países, dentro de las cuatro horas posteriores al paso ilegal de frontera común.