Salamanca, tercera provincia donde mĂĄs enfermedades cardĂ­acas se registraron de la comunidad

Una alimentaciĂłn sana y adecuada, no fumar, y la actividad fĂ­sica diaria son bĂĄsicas para la prevenciĂłn

Las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en Castilla y LeĂłn, al igual que en el resto de EspaĂąa y en el conjunto de los paĂ­ses de nuestro entorno. AsĂ­, la OrganizaciĂłn Mundial de la Salud (OMS) estima que anualmente fallecen en el mundo unos 17,5 millones de personas por esta causa.

Una alimentaciĂłn sana y adecuada, no fumar, y la actividad fĂ­sica diaria apropiada para cada persona, junto con el control del colesterol, la glucosa y la presiĂłn sanguĂ­nea, son medidas sencillas que han probado su eficacia a la hora de reducir el riesgo cardiovascular.

La importancia de estas patologĂ­as, tanto como problema individual como de salud pĂşblica, ha llevado a que la OMS celebre anualmente el 'DĂ­a mundial del corazĂłn', como fecha en la que trasladar a la sociedad la transcendencia de estas patologĂ­as e insistir en la importancia de adoptar conductas y estilos saludables y responsables que contribuyan a reducir los factores de riesgo vinculados a la enfermedades cardĂ­acas y, con ello, su incidencia.

La Junta de Castilla y LeĂłn se suma a esta celebraciĂłn, recordando en esta fecha la importancia, particularmente destacada, de una correcta alimentaciĂłn, de la actividad fĂ­sica y de otros hĂĄbitos saludables para el cuidado del corazĂłn.

HospitalizaciĂłn por enfermedad del corazĂłn en la Comunidad
El 31,1 % de los fallecidos en Castilla y LeĂłn en 2010 lo fueron por patologĂ­as relacionas con el corazĂłn, subiendo el porcentaje hasta el 35,9 % en el caso de las mujeres -fue la primera causa de mortalidad- y siendo del 26,8 % en los hombres. Entre las mujeres, las enfermedades cardiovasculares fueron la causa del 8,9 % de las muertes, mientras que en los hombres, estas patologĂ­as estaban detrĂĄs del 6,1 % de los Ăłbitos, y el infarto agudo de miocardio, en el 5,9 % de los fallecimientos.

Por otra parte, los datos de 2011 y del primer semestre de 2012, correspondiente a pacientes ingresados en la red hospitalaria pĂşblica de la Junta de Castilla y LeĂłn por enfermedades del corazĂłn, reflejan que 18.665 personas fueron atendidas por patologĂ­as cardĂ­acas en 2011 y 9.755 han recibido asistencia a lo largo de los seis meses iniciales del ejercicio en curso.

El desglose por provincias de estas estadísticas es el siguiente: en Ávila, 997 pacientes fueron atendidos por enfermedades del corazón en 2011 y 519 durante el primer semestre de 2012; en Burgos, 2.561 y 1.387, respectivamente; en León, 3.721 y 1.829; en Palencia, 1.360 y 728; en Salamanca, 2.591 y 1.482; en Segovia, 1.000 y 532; en Soria; 790 y 436; en Valladolid, 4.397 y 2.147; y en Zamora, 1.248 y 695.

En cuanto a las patologĂ­as, 11.406 personas ingresaron en 2011 a causa de valvulopatĂ­as, arritmias e insuficiencias cardiacas -6.308 en los seis primeros meses del aĂąo actual-; por cardiopatĂ­as isquĂŠmicas, 6.300 pacientes -3.173-; 770 sufrieron enfermedad cardĂ­aca reumĂĄtica crĂłnica -204-; 177 personas fueron tratadas por anomalĂ­as congĂŠnitas -68-; y doce pacientes ingresaron a causa de la fiebre reumĂĄtica aguda -dos en la primera mitad de 2012-.

Estudio del riesgo de enfermedad cardiovascular en Castilla y LeĂłn
Las causas de las enfermedades del corazĂłn son mĂşltiples y algunas de ellas estĂĄn relacionadas con los estilos de vida: el tabaquismo -primera causa de mortalidad evitable-, la falta de actividad fĂ­sica y los hĂĄbitos alimentarios no saludables, pudiendo ser estos modificables. Otras causas, como la presiĂłn sanguĂ­nea elevada, la diabetes 'mellitus' tipo 2 y las dislipemias, pueden ser controladas.

En 2004, la ConsejerĂ­a de Sanidad iniciĂł el estudio del riesgo de enfermedad cardiovascular en Castilla y LeĂłn y lo hizo a travĂŠs de una muestra representativa de mĂĄs de 4.000 castellanos y leoneses, seleccionados aleatoriamente con el fin de que fuese representativo en todas las provincias de la Comunidad.