Salamanca tendrá un operativo especial de seguridad durante las Ferias y Fiestas

Policia nacional detail detail

Policía Local, Policía Nacional y Guardia Civil de Salamanca establecerán de forma coordinada un completo operativo, con especial incidencia en las proximidades de las zonas donde se realicen eventos y en la Plaza Mayor. 

Con el objetivo de analizar y establecer las líneas de coordinación y colaboración entre los diferentes servicios que participarán en el operativo de seguridad y vigilancia diseñado con motivo de la celebración de las Ferias y Fiestas de la ciudad, el Ayuntamiento ha acogido esta mañana la reunión de la Junta Local de Seguridad de Salamanca. 

 

La reunión, a la que ha asistido el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, y la Subdelegada Accidental del Gobierno en Salamanca, Miriam Vicente, ha contado también con la presencia de representantes del Ayuntamiento, Subdelegación del Gobierno, Junta de Castilla y León y Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y Policía Local.

 

El amplio operativo de Seguridad que desplegará la Policía Local, en colaboración con los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado (Guardia Civil y Policía Nacional) incidirá en las proximidades de las zonas donde se realicen eventos, y muy especialmente en la Plaza Mayor.
Prácticamente en todos los accesos a estos recintos se realizarán controles intensivos de seguridad, con el fin de detectar objetos peligrosos, al tiempo que se efectuarán controles preventivos de alcoholemia y drogas a los conductores. 

 

En esta línea, en todos los accesos, y en concreto en la Plaza Mayor y en sus corredores peatonales, se llevarán a cabo las inspecciones policiales precisas para evitar la tenencia de todo tipo de objetos susceptibles de ser utilizados contra las personas o bienes. Tampoco podrán introducirse envases de vidrio, botellas o elementos similares, manteniéndose vigente la prohibición de beber alcohol en la vía pública. 

 

La Policía Local reforzará la vigilancia para proteger la seguridad pública y evitar, al mismo tiempo, el consumo indiscriminado de alcohol. El objetivo es garantizar que los actos multitudinarios en los que se prevé la participación de miles de ciudadanos, discurran en un ambiente festivo pero con las máximas garantías de tranquilidad, los mínimos riesgos y sin incidentes. 

 

En concreto, no podrán introducirse bolsos, mochilas o maletines que  excedan las dimensiones de 60-30-15 centímetros, ni tampoco objetos contundentes o susceptibles de ser utilizados violenta o peligrosamente. También se prohíben los petardos, bengalas, tracas y material pirotécnico en general. No podrán portarse pancartas, sábanas, mástiles o palos. En cuanto a las bebidas solo se permitirá el acceso con botellas de agua o similares de material plástico, sin tapón y con una capacidad máxima de medio litro. Quedan prohibidos los envases, recipientes o botellas de vidrio y las latas.

 

Controles de acceso en la Plaza Mayor

 

Todas estas medidas preventivas y de seguridad regirán también para los controles de entrada a la Plaza Mayor, que serán efectivos desde horas antes de los conciertos, permaneciendo abiertos al tránsito de personas todos sus accesos peatonales tras los preceptivos registros individuales. 

 

Se habilitarán las correspondientes salidas de emergencia y evacuación, debidamente señalizadas sobre los arcos, con cartelones de dos metros de ancho por uno de alto con la indicación “exit-salida”. El aforo de acceso a la Plaza Mayor será variable en función de las terrazas, aunque los agentes podrían interrumpir en cualquier momento la entrada al recinto por razones de seguridad aunque no se hubiera completado un número máximo establecido, o por cualquier otro motivo que pusiera en peligro la integridad de las personas y los bienes.

 

La Policía Local controlará directamente, por tanto, todos los espacios de accesos a la Plaza Mayor y su entorno, estableciendo un dispositivo especial a tal efecto. Los controles se ubicarán en todas las entradas y en sus inmediaciones. 

 

Además, un grupo de agentes locales se situará en las balconadas del ágora para obtener en todo momento una visión global y precisa del número de participantes en el evento y evitar posibles avalanchas y riesgos similares. Todos los sistemas y cámaras de video-vigilancia, grabación y control de tráfico existentes en toda la ciudad estarán plenamente operativos y en funcionamiento.

 

Controles preventivos de alcohol y drogas 

 

En cuanto a la red viaria, tanto en las calles del casco urbano como especialmente en las avenidas de la primera vía de ronda, los agentes locales efectuarán controles preventivos y sistemáticos de alcohol y drogas, procediendo a la inmovilización de los vehículos cuyos conductores ofrecieran niveles positivos en alcohol o en las distintas sustancias estupefacientes analizadas. 

 

Las patrullas de la Policía Local reforzarán las tareas de vigilancia preventiva con el fin de evitar el consumo de bebidas alcohólicas en las vías públicas, plazas y parques de la ciudad. En estas zonas, especialmente en los parques y jardines del centro de la ciudad, se reforzará la presencia policial activa, interviniéndose al efecto las bebidas alcohólicas susceptibles de ser consumidas en la vía pública. Una vez finalizados los actos los agentes locales velarán por la seguridad y el descanso de los vecinos, evitando el consumo fuera de los establecimientos públicos autorizados con la aplicación de las medidas indicadas.

 

Por su parte, la Guardia Civil llevará a cabo controles de alcoholemia en los accesos a la ciudad de Salamanca, y la Policía Nacional, en colaboración con los agentes de la Policía Local, realizará controles de seguridad.

 

Dispositivo con motivo de los fuegos artificiales

 

En cuanto a la celebración del espectáculo de los fuegos artificiales se ha previsto una notable ampliación del perímetro de seguridad para peatones y vehículos, así como el posible corte de la calle de San Pablo en función de la afluencia de personas. Además del Puente Romano, estará prohibido el paso y estancia de peatones en la Ribera del Puente, parque del Zurguén (parcialmente), paseo del Progreso, carretera de Fregeneda (hasta la gasolinera) y plaza del Arrabal, que estarán acotados con cinta policial. También se restringe totalmente la presencia de peatones en la intersección del paseo del Progreso con la carretera de Fregeneda. La gasolinera más próxima al paseo del Progreso no suministrará combustible durante la celebración del espectáculo pirotécnico. 

 

Regulación de tráfico con motivo de los espectáculos festivos

 

La celebración de los espectáculos y las diferentes actividades incluidas en el programa de las Ferias y Fiestas conllevará una regulación especial en el tráfico en algunas zonas de la ciudad. Se cortarán al tráfico las calles Correhuela, calle Pozo Amarillo, plaza del Mercado, calle Varillas, calle San Teodoro, calle San Juan de la Cruz, calle San Pablo, calle Quintana, calle Juan del Rey, calle Prado, calle Íscar Peyra, calle Espoz y Mina, calle Concejo y calle Especias. 

 

También se establecerá una regulación especial de tráfico durante las Ferias y Fiestas en los entornos de La Aldehuela y en las proximidades de la Vaguada de la Palma con motivo de la celebración del Mercado Cervantino.

 

Además, las paradas de los autobuses urbanos ubicadas en la plaza del Mercado y la calle San Pablo se trasladarán al número 38 de la Gran Vía (entre la calle Correhuela y la plaza de San Julián). Este cambio afectaría concretamente a las líneas 1 (dirección Buenos Aires), 3 (San José), 4 (Cementerio), 8 (Chamberí) y 9 (El Zurguén). 

 

Las paradas de taxis de la plaza de Mercado y la calle San Teodoro se trasladarán a la plaza de San Julián y a la calle Pozo Amarillo (entre la plaza de Santa Eulalia y la calle Correhuela).

Comentarios

Deja tu comentario

Si lo deseas puedes dejar un comentario: