Salamanca también marchó en Madrid contra el machismo

Ascensión Iglesias marchó en la cabeza de la manifestación, junto a otras representantes de asociaciones feministas nacionales

La Asociación de Ayuda a la Mujer "Plaza Mayor", participó activamente en la Marcha del 7N en Madrid contra las Violencias Machistas. Ascensión Iglesias, presidenta de la organización salmantina, encabezó la marcha junto a representantes de otras asociaciones feministas.

Un grupo de personas integrantes de la La Asociación de Ayuda a la Mujer "Plaza Mayor" se traslado el fin de semana a Madrid para participara en la Marcha del 7N en Madrid contra las Violencias Machistas. En la cabeza de la marcha estuvo la presidenta de la asociación salamantina, Ascensión Iglesias, que además es vcepresidenta Nacional de la Federación de Mujeres Progresistas. Iglesias estuvo acompañada por una decena de miembros de la asociación, que viajaron a la capital de España junto a medio centenar de socialistas salmantinos.

 

Decenas de miles de personas recorrieron el centro de Madrid para exigir el fin de la violencia contra las mujeres, convertir este asunto en una cuestión de Estado y reconocer que esta vulneración de derechos se produce dentro y también fuera de las relaciones de pareja.

 

Se trata de la primera gran manifestación estatal que convoca con esta temática el Movimiento Feminista y las más de 300 organizaciones que lo sustentan en todo el país. Para la organización "ha sido claramente un éxito" y una muestra de que las mujeres no van a "seguir calladas" ante el "atropello constante" del machismo.

 

No manejan cifras concretas de asistentes, más allá de las 21.000 que saben que se han desplazado en trenes y autobuses a Madrid, pero hablan de cientos de miles de personas porque la desembocadura del Paseo del Prado en la Glorieta de Atocha seguía atestada de gente cuando la cabecera de la manifestación terminaba el trayecto, en la Plaza de España.

 

 "A la mujer que no lucha, no se la escucha", "No se han muerto, las han asesinado", "No es arrebato, es asesinato", "Nos queremos dignas" y "Nos queremos vivas" son algunas de las proclamas que se escuchaban durante la manifestación, que se ha desarrollado en un ambiente festivo salpicada de actos simbólicos y al ritmo de batucada.