Salamanca sufre la tercera mayor caída en venta de combustible de España con un descenso del 21%

En Castilla y León, las ventas de gasóleo y gasolina se desplomaron un 18,42%, muy por encima de la media española
La venta de combustible en las estaciones de servicio de Castilla y León descendió en agosto en 41.170 toneladas, un 18,42 por ciento respecto al mismo mes de 2011, lo que la sitúa como la comunidad autónoma con un mayor descenso, seguida de Cataluña, con un 11 por ciento de caída.

En cuanto al resto de provincias castellanoleonesas, tras Soria, las mayores caídas se registraron en Segovia (-21,7), Burgos (-21,6), Salamanca (-21), Palencia y Ávila (-19), Zamora (-18,3) y León (-15).

Así, en Castilla y León se vendieron 182.321 toneladas de combustible, frente a las 223.491 de agosto de 2011, de las que 149.385 fueron de gasóleo de automoción, 2.222 de gasolina de 98 octanos y 30.714 de la de 95 octanos, según datos del Ministerio de Industria, Energía y Turismo facilitados a Europa Press por la Agrupación de Vendedores al por Menor de Carburantes y Combustibles de Castilla y León (Avecal).

En cuanto a combustibles, el mayor descenso porcentual se produjo en el las gasolinas de 98 octanos, con -24,6%, seguido de los gasoleos de automoción, -20, y la gasolina de 95 octanos, con -11.

Las siguientes autonomías con mayor caída de ventas tras Castilla y León y Cataluña son Castilla-La Mancha, con -10; Cantabria, -9; Navarra, -6,5, y Andalucía, Comunidad Valenciana y Extremadura, todas ellas con una caida del 6 por ciento.

Dentro de Castilla y León, Soria es la provincia con mayor descenso de ventas, un 22,52 por ciento, mientras que Valladolid posee la menor caída, un 12 por ciento. Se da la circunstancia que ésta es la única provincia de la Comunidad que no linda con otras autonomías, a las cuales se han "fugado" muchos repostajes desde la implantación, por parte de la Junta, del tramo máximo del denominado céntimo sanitario, según ha criticado en numerosas ocasiones Avecal.