Salamanca, segunda provincia de Castilla y León con más solicitudes de Propiedad Intelectual

Castilla y León no cuenta con este servicio, sino que la Consejería de Cultura y Turismo se encarga de cumplir con los trámites administrativos de recepción de solicitudes.

Castilla y León contabilizó un total de 7.416 solicitudes de inscripción de obras en el Registro Central de la Propiedad Intelectual, con sede en Madrid, en los últimos cinco años, según datos facilitados a Europa Press por el Ministerio de Educación Cultura y Deporte.

  

De acuerdo con estas cifras, la media de obras registradas anualmente en la Comunidad se sitúa en las 1.483,2, si bien todos los ejercicios se situaron por debajo de este umbral con la excepción de 2011, cuando se presentaron en Castilla y León 1.529 solicitudes.

  

Así, las solicitudes formalizadas en 2013 fueron 1.481; en 2012, 1.478; en 2010, 1.470, y en 2009, 1.458.

  

Si de las 7.416 solicitudes se descuentan las formalizadas en 2013, año para el que aún no se dispone de datos consolidados, entre 2009 y 2012 se registraron 5.935 solicitudes, de las que fueron aceptadas e incluidas en el Registro 5.717.

  

Más de la mitad de las solicitudes formalizadas en ese periodo --es decir, con datos consolidados-- correspondían a obras literarias, en concreto un 52,47 por ciento, seguidas de las obras musicales (24,31 por ciento), con lo que sólo estos dos géneros acumularon un 76,78 por ciento del total.

  

Completaron este montante las obras cinematográficas y audiovisuales (1,6 por ciento), científicas (nueve por ciento), artísticas (7,4 por ciento), técnicas (0,8 por ciento), programas informáticos (3,8 por ciento), bases de datos (0,17 por ciento) y páginas electrónicas y multimedia (0,4 por ciento).

 

DATOS POR PROVINCIAS

  

Por provincias, Valladolid es la que más solicitudes registró en estos cinco años, 2.072, seguida de Salamanca, con 1.368; León, con 1.113; Burgos, con 963; Zamora, con 558; Segovia, con 422; Ávila, con 343; Palencia, con 316, y Soria, con 261.

  

El Registro General de la Propiedad Intelectual es único en todo el territorio nacional y está integrado por los registros territoriales de las distintas comunidades autónomas y el Registro Central, además de una Comisión de Coordinación como órgano colegiado de colaboración entre los Registros, según las mismas fuentes.

  

No obstante, no todas las autonomías cuentan con su propio registro territorial, sino que hasta la fecha sólo se han creado los de Andalucía, Aragón, Asturias, Cataluña, Extremadura, Galicia, La Rioja, Madrid, Murcia, País Vasco y Valencia.

  

Castilla y León, por tanto, no cuenta con este servicio, sino que la Consejería de Cultura y Turismo se encarga de cumplir con los trámites administrativos de recepción de solicitudes en sus distintas delegaciones provinciales, aunque posteriormente las transfiere al Registro Central, que forma parte de la Administración General del Estado y depende del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

  

Así, en todas las Capitales de las provincias de las comunidades autónomas sin registro territorial y en las ciudades autónomas existe una Oficina Provincial del Registro Central.