Salamanca, segunda provincia con más conflictos educativos

Cada vez los profesores se encuentran en su labor profesional con más dificultades a la hora de impartir clase, ya sea por la actitud de algunos alumnos conflictivos, por la de sus progenitores, o por conflictos surgidos con el equipo directivo. Algunos de estos problemas se reflejan en las llamadas al Defensor del Profesor. Al respecto, Salamanca es la segunda provincia que más llamadas ha realizado a este servicio de ANPE, –desde su puesta en marcha en 2005–, un total de 35.
Esmeralda Gómez

Desgranando los datos en los dos últimos cursos completados, este servicio creado por el sindicato ANPE contabilizó una decena de llamadas en el curso 2008/2009, una cifra que bajó en el siguiente año a cuatro. Sin embargo, en los dos primeros meses de este curso se han contabilizado ya casi tantas llamadas como todo el año académico anterior, tres consultas, según publica el informe anual de ANPE.

Atendiendo a los datos globales registrados en los últimos cinco años (también están incorporados los tres primeros meses de este curso), Salamanca es la segunda provincia de la región donde más se utilizó este servicio, sólo por debajo de Valladolid con 92. En el ránking les siguen León con 25 llamadas; Segovia, 18; Ávila, 17; Zamora, con una decena de casos. Tanto Soria como Burgos y Palencia contabilizaron la misma cifra, 6 casos. En total, se han atendido en la Comunidad 234 llamadas.

Por niveles, los alumnos de Educación Secundaria son los que más conflictos plantean en el aula, ya que algunos, desmotivados y sin planes de continuar la formación se ven en la obligación de acudir a clase hasta que cumplan los 16 años. Junto a Secundaria, –con 108 conflictos registrados en este nivel educativo– se encuentra Educación Primaria–, con un centenar de casos. Muy por debajo les siguen Infantil y Formación Profesional, con nueve conflictos. El Defensor del Docente recibió cuatro llamadas de maestros que tenían algún problema en la Educación para Adultos y tres casos relativos a la escuela de Idiomas.

El acoso de los alumnos hacia el profesor encabeza los conflictos suscitados en el aula (28 casos). Un elevado número de profesionales que acuden a este servicio también plantean conflictos surgidos con el equipo directivo (28 llamadas). Al respecto, el Defensor del Profesor en Castilla y León, Jesús Niño, señala que estos problemas surgen porque, en ocasiones, el equipo directivo “se percibe por encima de los docentes y eso no es así, ya que no son cargos vitalicios, sino que se renuevan”. Por ello, propone que haya una “mayor cohesión” entre ambos.

Los conflictos surgidos de la organización y la administración también motivan las llamadas al Defensor, al igual que el creciente acoso de los padres (25 llamadas recibidas por este motivo). Esta situación “nos preocupa ya que cada vez hay más amenazas por parte de los progenitores” denuncia este profesional y psicólogo, ya que, según su opinión, la agresividad que muestran los padres “acaba repercutiendo en el futuro de los alumnos”. También advierte de la necesidad de que tanto padres como profesores “se elogien mutuamente”, de lo contrario “si un padre le dice a su hijo que el profesor no sabe impartir la asignatura o critica la excesiva carga de deberes, por ejemplo, sólo conseguirá que vaya desmotivado y sin ganas de aprender”. Las agresiones, los problemas a la hora de dar la clase, las amenazas de los padres, la falta de respeto y la amenaza de los alumnos son otras de las problemáticas registradas. La ansiedad, el estrés y la depresión, son según el psicólogo, el tipo de patologías que padecen los afectados, lo que acarrea las bajas laborales. Destaca que pese al aumento de este tipo de patologías, cada vez son más los docentes que deciden aguantar la situación con tal de no solicitar la baja laboral.

La mayoría de estos conflictos, con la ayuda del Defensor del Profesor y de otros servicios que presta la Consejería de Educación, se resuelven sin necesidad de acudir a los procedimientos jurídicos. De hecho, en los cinco años de funcionamiento de este servicio, tan sólo dos casos han sido resueltos por la vía judicial.